Las multas de la zona azul bajan este año hasta las 1.085 cada día

17/11/2018

Las liquidaciones por no poner el tique o sobrepasar el tiempo pagado en las zonas de estacionamiento regulado han bajado este año -al menos en los tres primeros meses- hasta las 1085 cada día. El año pasado fueron 1.378 diarias.

Las liquidaciones por el incumplimiento de las obligaciones que conlleva el aparcamiento en las zonas azul y verde -no poner el tique o sobrepasar el tiempo abonado- han bajado este año, al menos en los tres primeros meses, hasta las 1.085 multas diarias, según se recoge en un informe de mayo de este año que fue incorporado al expediente que determinó la rebaja de las tarifas aprobada en el último pleno.

De acuerdo con los datos que maneja el Ayuntamiento, en 2017 el número de multas liquidadas fue de 1.378 al día, lo que representó un 21,3% más. En los últimos seis años, la media de liquidaciones ha sido de 1.589 en cada jornada, fijándose el máximo en las 2.693 que se pasaban al cobro en el año 2013.

Fue entonces cuando el Consistorio, en el mandato anterior, decidió subir el precio de las multas por no abonar el tique en la zona azul, pasando de cuatro a veinticinco euros.

Al año siguiente, el número de sanciones liquidadas bajó un 43% hasta quedarse en las 1.540. Y desde entonces ha estado oscilando en un número muy similar a ese. De este modo fueron 1.379 diarias (-10,5%) en el año 2015; un total de 1.459 (+5,8%) en 2016; y las ya referidas 1.378 (-5,6%) y 1.085 (-21,3%) para los años 2017 y 2018, si bien hay que recordar que los del presente año son datos con solo tres meses de recaudación.

«Hay que destacar la importante bajada de incumplimientos que se ha registrado en el último año y medio ya que los conductores cada vez son más cumplidores y están concienciados», explica el coordinador general de Economía, David Gómez, «como ejemplo valen las cifras de septiembre, último mes cerrado, con 821 incumplimientos diarios de media, lo que choca frontalmente con la media del año 2013».

La recaudación obtenida durante el año pasado ascendió a 1,26 millones de euros. De esta cantidad, 1,16 millones de euros fueron los ingresos derivados del estacionamiento en las zonas azul y verde a lo largo de todo el año; y el resto (poco más de 102.000 euros) correspondió a ejercicios ya cerrados.

Hay que recordar que el Ayuntamiento, ya con el gobierno actual, pasó al cobro, en 2017, las multas impagadas por los usuarios de los últimos cuatro años. En todo caso, debe aclararse que no se trata de una multa sino de una tarifa tributaria. Al tratarse, por tanto, de una tasa, se aplica un procedimiento tributario en el que se aplica la ordenanza fiscal, el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales y supletoriamente la normativa tributaria, por lo que el plazo de prescripción es de cuatro años. Si fuera una multa de tráfico, se tramitaría como una falta leve que requiere denuncia policial y que tiene tres meses de prescripción.

En el último pleno, el Consistorio impulsó una rebaja del importe de estas tasas. Así, se pasó de veinticinco a ocho euros (que pueden ser cinco euros en caso de que el ciudadano pague en las veinticuatro horas siguientes a la imposición de la sanción) en el caso de que no se ponga el tique en la zona azul; y de quince euros a dos euros para quienes se excedan del tiempo abonado. Eso sí, como la nueva norma establece dos periodos de cobro -uno de mañana y otro de tarde-, el incumplidor puede tener que afrontar el pago de dos tasas el mismo día, de tal modo que de veinticinco euros se pase a dieciséis euros.

Esta rebaja generará una disminución de los ingresos que recibe el Ayuntamiento por valor de 178.390 euros.