El pacto convoca un concurso exprés para la ayuda a domicilio

20/09/2019

El Ayuntamiento da tres días de plazo para que las empresas presenten ofertas y pueda seguir la prestación. Clece no dará más servicio a partir del día 30 de este mes.

El Ayuntamiento ha recurrido a un apaño de última hora para poder mantener el servicio de ayuda a domicilio, del que se han beneficiado 3.178 personas en el primer semestre de este año. Ante la advertencia de la empresa Clece, la actual adjudicataria, de que dejará el servicio en diez días, la concejala de Servicios Sociales, Carmen Vargas, anunció ayer la convocatoria de un concurso exprés para seguir ofreciendo asistencia a personas necesitadas en sus casas. Para ello, el Consistorio da tres días a las empresas interesadas para que presenten sus ofertas.

En una comunicación hecha pública este miércoles, la edila informa que la periodicidad del servicio tendrá carácter mensual hasta que se adjudique el contrato definitivo, cuya tramitación ha sufrido retrasos que no han sido explicados por el grupo de gobierno.

La ayuda a domicilio está siendo prestada en precario desde el 23 de abril por Clece, después de que el Ayuntamiento le pidiera que continuara dando el servicio hasta el 30 de septiembre, una vez que finalizó el contrato y la mercantil no quiso acogerse a la prórroga que le permitía el contrato.

La petición del Consistorio se hizo en abril. Seis días después, la empresa solicitó un aumento del precio de la hora de asistencia, algo que rechazó el grupo de gobierno por entender que suponía un cambio en las condiciones contractuales.

Clece mantuvo las condiciones del servicio hasta que el viernes pasado informaba al Ayuntamiento que no iba a dar continuidad a la ayuda a domicilio «por estar extinguido su contrato».

Ante esta situación «excepcional que afecta al servicio en la actualidad», la concejala de Servicios Sociales decidió sacar a licitación el servicio con un procedimiento en el que el plazo de presentación de ofertas se restringe a tres días.

En la solicitud de ofertas para la prestación del servicio, la concejala Vargas detalla que la periodicidad del contrato será mensual, hasta que se adjudique el nuevo contrato, algo que podría retrasarse hasta el año que viene, a tenor de las previsiones que maneja el propio Ayuntamiento. Así, cuando se justifica el encargo del servicio de ayuda a domicilio, «con el fin de garantizar su adecuado desarrollo», se informa que será «hasta la adjudicación del nuevo contrato, cuya licitación está previsto que pueda comenzar durante el mes de diciembre de 2019».

Los importes de licitación de este contrato exprés son los mismos que se emplearon en el procedimiento anterior. Tanto es así que en el pliego se incluyen los datos económicos del concurso que ganó Clece, cuando el servicio se valoró en 33,41 millones de euros por cuatro años.

Esta asistencia tiene un coste diario que ronda los 23.635 euros, lo que arroja un importe mensual en torno a los 700.000 euros. Una cantidad aproximada será la que tenga que pagar el Ayuntamiento cada mes hasta que se resuelva el contrato definitivo.

Vaivenes de la ayuda

El servicio de ayuda a domicilio ha sufrido diversos vaivenes en los últimos años desde que en 2011, con la llegada del equipo de Juan José Cardona, se anunciara un recorte del servicio por falta de disponibilidad presupuestaria, algo que finalmente se evitó con un crédito extraordinario.

En 2015, con la llegada del tripartito, se impulsó un nuevo concurso que se vio envuelto en una batalla judicial iniciada por la anterior prestataria, Ralons, por entender que la oferta de su competidora era desproporcionada en cuanto al número de horas de limpieza de choque y de podología. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ratificó la adjudicación a Clece y desestimó el recurso de Ralons.

Lo que no ha trascendido todavía por parte del Ayuntamiento es si la oferta de Clece se cumplió en su totalidad.

  • 1

    ¿Le parece que el muelle de Sanapú, junto al acuario de Las Palmas de Gran Canaria, es el mejor sitio para instalar un astillero de yates de lujo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados