12.800 kilos de alimentos bloqueados

03/11/2019

La asociación Avesar reta al alcalde a que reparta las toneladas de comida que ellos no van a poder distribuir por el incumplimiento de la promesa de cesión de un local en Arenales

Normalmente, María de Pauli salía del local de la Asociación Vecinal y Solidaria de Arenales (Avesar) con una bolsa que llevaba arroz, fideos, leche, atún y café. Y cuando había, también con frutas y verduras frescas. «Con esa ayuda llegábamos los cuatro», dice en relación a sus dos hijos y su madre. Su trabajo, limpiando casas por la mañana, no le da para garantizar la alimentación de su familia, y el apoyo de Avesar le servía de complemento. Ahora esta ayuda corre el peligro de interrumpirse por la imposibilidad del colectivo de seguir en su local de reparto y por el incumplimiento, por parte del Ayuntamiento, de la promesa de cederles el espacio público que tiene en la calle Aguadulce.

El alquiler del despacho en el que venía desarrollando su labor social Avesar estaba siendo pagado por el empresario grancanario Antonio Rodríguez, de Rodrigonsa, pero su fallecimiento cercenó esta asistencia. Así las cosas, la asociación que reparte comida a 258 familias (de las que en torno a un centenar son derivadas por los servicios sociales municipales, según los cálculos de Avesar) pidió ayuda al Ayuntamiento para que le cediera un local que está en la calle Aguadulce. El grupo de gobierno le prometió que asumiría esta petición pero en los últimos tiempos cambió de idea, hasta el punto de que la semana pasada, el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, aseguró que «no es responsabilidad» del Ayuntamiento cederles el local y les acusó de mala praxis en lo relativo a la manipulación y reparto de alimentos.

Esto ha llevado a la asociación a anunciar el cese del reparto de alimentos. Este sábado beneficiarios y voluntarios de Avesar se concentraron a las puertas del local que tienen en uso para exigir una respuesta municipal que permita mantener la ayuda a estas familias. «Le tuvimos que decir al Banco de Alimentos que no nos diera los 12.800 kilos de productos que tenían preparados para nosotros», aseguró el presidente de Avesar, José Antonio Cardoso Da Silva, «la culpa de esto la tiene el alcalde y por tanto ellos deberían reponerlos».

El Ayuntamiento asegura que los beneficiarios de estas ayudas seguirán siendo atendidos en otros puntos de reparto, pero la interrupción en la distribución de alimentos supondrá un gran trastorno para personas que no se benefician de esta asistencia por los canales municipales sino por otros conductos, como los centros de salud o simplemente el boca a boca.

María de Pauli, por ejemplo, llegó siguiendo las recomendaciones de su médico. Y Finda Camara conoció esta posibilidad gracias a un vecino. Ahora reconoce que «no sé qué hacer» porque «con el trabajo de mi marido no nos da para pagar el agua, la luz, el alquiler y la comida» de sus seis hijos.

Y lo peor es que quienes tratan de seguir el curso oficial se están encontrando en un laberinto, como en el que se encuentra Dimiar Scarlett. «Tenía cita con el trabajador social y me dijo que como Avesar iba a cerrar, tenía que ir a la Concejalía del Distrito, pero cuando fui allí me contestaron que tenía que volver a hablar con el trabajador social», lamentó.

La asociación Avesar contó este sábado con el apoyo de todos los grupos de la oposición en el Ayuntamiento. Así, la portavoz del PP, Pepa Luzardo, rechazó la argumentación municipal de que la ayuda a este colectivo y otros está fuera de su ámbito competencial. «El alcalde no puede dar la espalda a la realidad», aseguró, «yo no podría dormir tranquila sabiendo que estas familias no van a recibir alimentos».

La concejala entiende que «el alcalde no puede esconderse diciendo que no tiene competencias» porque eso al final lo pagan los más necesitados de la asistencia social, «como se vio en el IBI social o los campamentos de verano». Y exigió a Hidalgo «que rectifique las ofensas» que profirió contra la asociación.

Por su parte, la concejala de Ciudadanos, Beatriz Correas, expuso que «escudarse en el reparto de competencias no es una buena política» porque «el Ayuntamiento tiene que hacer frente a las necesidades de sus vecinos». Recordó que en marzo de 2018 y en junio de 2019 el pleno se comprometió a ayudar a estas asociaciones con el reparto de alimentos, algo que no se ha cumplido todavía.

Desde Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria, Francis Candil retó al alcalde a que «si tiene dudas con la distribución de la comida, que lo haga el propio Ayuntamiento». En su opinión, «Hidalgo desconoce la realidad de estas asociaciones» y lamentó las declaraciones fuera de tono y hechas desde la soberbia» del alcalde en contra del trabajo de Avesar.

  • 1

    ¿Recuperará la normalidad el tráfico en el acceso sur de Las Palmas de Gran Canaria la próxima semana?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados