La Aldea evita que su único suelo turístico se reconvierta en rústico

22/08/2018

El Ayuntamiento ultima la reclasificación de Los Caserones como urbanizable no sectorizado con 25 camas por hectárea, lo que limita la capacidad de la pieza a 455 plazas. Las otras 1.455 camas turísticas admitidas en el municipio son inviables por la falta de terreno apto para este uso

El Ayuntamiento de La Aldea de San Nicolás ultima la documentación para aprobar definitivamente la reclasificación de los terrenos del único suelo urbanizable de uso turístico del municipio, una superficie de 18,22 hectáreas situada en Los Caserones, los lomos que quedan a la derecha de la carretera de bajada a la playa de La Aldea, en la que la densidad de camas posible es de un máximo de 25 por hectárea.

Obtenido ya el informe favorable de la Consejería de Política Territorial del Cabildo, el Consistorio aldeano debe ratificar antes del 1 de septiembre la reclasificación de ese terreno urbanizable no sectorizado de uso turístico para evitar su reconversión en rústico común de reserva en virtud de la nueva Ley del Suelo de Canarias.

El alcalde de La Aldea, Tomás Pérez, recordó que esta pieza está destinada a uso turístico desde la entrada en vigor de las Normas Subsidiarias en el año 1986 y detalló que la densidad máxima de camas aplicable solo permitiría la creación de 455 plazas en estos antiguos terrenos agrícolas abandonados, unos terrenos de propiedad privada que pertenecen a varios dueños.

El primer edil explicó que con esa oferta de camas «los números no les salen» a los posibles promotores de la inversión necesaria para crear un complejo turístico en Los Caserones y defendió un incremento de la densidad para que la actuación resulte más atractiva. Curiosamente la superficie inicial de la pieza, que era de 16,87 hectáreas, ha pasado a ser de 18,22 en el ajuste cartográfico sin aumentar las camas.

Tomás Pérez subrayó que el resto de las 1.900 plazas turísticas que el plan territorial especial de ordenación turística de la isla autoriza en el municipio carecen a día hoy de terreno urbanizable apto para acoger ese uso, por lo que su materialización resulta inviable en la práctica. «La pieza turística de Los Caserones es la única que se puede desarrollar», declaró.

Así, ni la previsión de 800 camas turísticas en La Aldea recogida en el Plan Insular de Ordenación (PIO) en vigor ni la de 1.900 reflejada en el documento que ordena las zonas turísticas es posible actualmente debido a la carencia de suelo urbanizable con este uso.

Evitar la reclasificación del suelo urbanizable no sectorizado Los Caserones aprovechando la primera disposición adicional transitoria de la Ley del Suelo supone, dijo Pérez, «dejar la puerta abierta a la posibilidad de que La Aldea pueda tener una oferta alojativa turística de calidad, que no tenemos en estos momentos, que contribuya a diversificar la economía del municipio y a generar empleo estable».

La ficha de este suelo urbanizable no sectorizado detalla que dentro del sector se encuentra la zona arqueológica Los Caserones y el Bien de Interés Cultural Caserones, cuyas delimitaciones deberán tenerse en cuenta en la futura ordenación, que fomentará su integración.

El sector es colindante con la carretera GC-200, por lo que habrá de respetar la distancia de 25 metros de servidumbre viaria.

Fuentes de la Consejería de Política Territorial del Cabildo confirmaron que la reclasificación del suelo turístico de La Aldea cuenta con su informe técnico favorable.

Es uno de los cinco informes que ha emitido recientemente este departamento de la corporación insular ante el próximo vencimiento del periodo de un año fijado en la Ley del suelo para evitar la transformación en suelo rústico común de reserva de los terrenos clasificados como urbanizables no sectorizados en los instrumentos de ordenación vigentes.

  • 1

    ¿Le parece necesaria la construcción en Agaete de un muelle más grande que el actual?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados