Vía libre al parque eólico de 29,2 megavatios en Puerto del Rosario

16/04/2019

Industria concede el interés general al proyecto, aunque da seis meses a Naturgy Renovables para que lleve a cabo el procedimiento de modificación del Plan Insular de Ordenación del Territorio y del PGO

Los ocho molinos del parque eólico Puerto del Rosario cuentan con el visto bueno de la Consejería de Industria del Gobierno de Canarias, que ha aprobado su ejecución y concedido el interés general al proyecto de 29,2 megavatios de potencia, aunque le requiere sendas modificaciones del Plan Insular de Ordenación del Territorio de Fuerteventura (PIOF) y del Plan General de Ordenación (PGO) capitalino.

Naturgy Renovables es la promotora de este parque eólico que redujo los once aerogeneradores iniciales a ocho, con la consiguiente bajada de potencia: de 36,3 a 29,2 megavatios. Estos ocho molinos se repartirán entre tres ubicaciones que se engloban en un solo parque: los Llanos del Viso (La Asomada), muy cerca del Parque Tecnológico Insular; Temejereque, en El Time; y Vega Nueva, en La Matilla.

La declaración del interés general otorgada al parque está basada en que concurren «razones justificadas de urgencia y excepcional interés» según el departamento regional de Industria. El Gobierno canario, sin embargo, le exige la modificación de los dos citados documentos de planeamiento a la vista de que según los informes que constan en el expediente administrativo, «ha resultado acreditada la disconformidad del proyecto con el planeamiento que le afecta, en concreto con el Plan Insular de Ordenación de Fuerteventura y con el Plan General de Ordenación de Puerto del Rosario»

Protestas vecinales

La elevada altura de estos ocho molinos ha provocado las protestas vecinales más importantes registradas hasta ahora en la isla. Según el proyecto inicial, cada uno de estos gigantes eólicos tendrá 3,3 megavatios, medirá 132 metros de diámetro de pala, 97 metros de altura de buje o tubo y 4.000 metros cuadrados de plataforma de montaje.

El proyecto, que es el segundo de Naturgy Renovables en la isla tras el Fuerteventura Renovable II en Villaverde, no afecta directamente a espacios naturales protegidos, pero sí a suelo rústico de protección agraria en terrenos no aptos para la edificación, al situarse sobre gavias y nateros. En el caso del Fuerteventura Renovable II, ya está en marcha desde el último trimestre de 2018, convirtiéndose en el primer parque eólico de iniciativa privada de la isla.