No es arte, es un atentado contra el patrimonio geológico en Lajares

05/02/2019

Catalina García / Puerto del Rosario

Uno o varios desaprensivos han tomado los depósitos de cenizas volcánicas del malpey de Bayuyo, en Lajares (La Oliva), como materia prima para sus obras de arte. Es un nuevo y lamentable acto vandálico contra el patrimonio natural de Fuerteventura que denuncia la fundación Telesforo Bravo-Juan Coello.

Esta fundación canaria de divulgación científica localizó las supuestas esculturas en la Caldera Rebanada, que es uno de los ocho cráteres volcánicos alienados en el norte de la isla que erupcionaron hace unos 135.000 años y que tienen todos un indudable interés geológico. Con estas explosiones volcánicas, Fuerteventura creció en 112 kilómetros cuadrados hacia el norte y se formó la cercana isla de Lobos, hoy parque natural. Todo esto, de nada ha servido para salvarlas de un atentado.