Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 17 de abril
Samuel Machín, con camisa blanca, cuando compareció ante el fiscal Anticorrupción. C7
RR7 aspiraba a más: «Termino con esto y sigo con lo otro». «Yo me encargo de eso hermano»

RR7 aspiraba a más: «Termino con esto y sigo con lo otro». «Yo me encargo de eso hermano»

En marzo de 2021, cuando creían que llegaban las mascarillas, Samuel Machín insistió en que él volvería a intermediar con Sanidad

Francisco Suárez Álamo y Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 25 de marzo 2024, 00:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La venta de un millón de mascarillas modelo 1860 de la marca 3M iba a ser el primero de más negocios de la empresa de compraventa de coches RR7 United con el Servicio Canario de Salud. El dueño de la compañía, Rayco González, y el intermediario con el SCS, Samuel Machín, estaban convencidos de ello y ya tenían más operaciones en cartera.

Así queda reflejado en los mensajes que intercambiaron en marzo de 2021, cuando daban por hecho que iba a llegar aquel cargamento de mascarillas. La carga que llegó no se correspondía con lo que había pagado el Servicio Canario de Salud al precio de 4 millones de euros en sendos abonos de dos millones de euros cada uno. La Agencia Tributaria y 3M certificaron que las mascarillas eran falsas y el material fue destruido por la propia RR7.

CANARIAS7 ha accedido a los mensajes que intercambiaron Rayco González y Samuel Machín en esas fechas, un material que forma parte de lo que encontró la Policía en el móvil del dueño de RR7 cuando este lo entregó en sede judicial. Ambos están investigados en la causa que sigue abierta en la Fiscalía Europea con presuntos delitos de corrupción.

A continuación se reproduce un extracto de la conversación de ese día:

-Rayco González (R.G.): 100 palets. 1 M de mascarillas 3M. 3M1860.

-Samuel Machín (S.M.): Este es el documento final AWB?

-R.G.: Sí, mi cielo.

-S.M.: Cuando vea los palets delante de nosotros se lo envío a Conrado!!!

-R.G.: OK.

-S.M.: El tío sabrá por la foto qué palet es!!! Yuoosss hermanito, estoy to' privao!!! Tengo unas ganas de que mi hijo vea que lo conseguí... que flipas. Tú no estás nervioso mi ciela?? [sic].

-R.G.: Yo ya estoy destrozado. Jajajajaj. Mañana termino con esto y sigo con lo otro.

-S.M.: Con las vacunas no?

-R.G.: Lo que tengo en camino. Las vacunas cuando se sirvan las mascarillas.

-S.M.: Hermanito... vamos a vender las vacunas también.

-R.G.: A ver qué dicen.

-S.M.: Yo me encargo de eso hermano, te parece bien?

-R.G.: Claro que sí. A todas. Lo que venga.

-S.M.: Cuenta con ello, hermanito, ya verás!!! Gracias hermanito!!!

-R.G.: Bueno, voy a descansar. De nada. Esto es un equipo. Tú descansa también.

La conversación acaba con Samuel Machín despidiéndose: «Hasta mañana, hermanito».

La referencia a una posible de venta de vacunas había aparecido en otras conversaciones. Se trata de una operación que no llegó a realizarse pero que sí se comentó a Conrado Domínguez, que en septiembre de 2020 entró a dirigir el Servicio Canario de Salud, tras la dimisión de Alberto Pazos.

Conrado Domínguez había sido alertado en su día por la Guardia Civil de intentos de algunos operadores de vender vacunas que no contaban con todas las garantías sanitarias.

Además de las mascarillas 1860 de 3M que nunca llegaron, el dueño de RR7 y Samuel Machín comentaron con el propio Conrado Domínguez, cuando era miembro del Comité de Gestión ante la emergencia sanitaria por la covid-19, la posibilidad de la venta de batas y otro tipo de mascarillas.

Conrado Domínguez y la que fuera directora de Recursos Económicos del SCS, Ana María Pérez, también siguen como investigados en la causa. La Fiscalía Europea amplió este mes la lista de imputados, incluyendo a dos personas que también intervinieron en las labores de intermediación para esa fallida operación entre RR7, la multinacional 3M y el Servicio Canario de Salud.

Machín: «A la peluquería a primera hora pa' estar guapo»

Los integrantes de la presunta trama se frotaban las manos en marzo de 2021 convencidos de que el millón de mascarillas 1860 de la marca 3M estaban a punto de llegar a Gran Canaria.

Contaban incluso con que el envío acabase siendo noticia emitida en las televisiones, como sucedió con el vuelo con material sanitario que llegó, fletado por el Gobierno de Canarias en colaboración con un grupo de empresarios, en un histórico enlace directo desde China.

Samuel Machín, intermediario y contacto directo con Conrado Domínguez, bromeó sobre ello con el dueño de RR7, Rayco González.

-Rayco González: Mañana a las dos de la tarde están las mascarillas aquí, ya salió el avión.

Tras enviar por Whatsapp a Samuel Machín imágenes y vídeos, el dueño de RR7 agrega: «Esto la tele».

-Samuel Machín: O sea, la tele va estar mañana en el aeropuerto?

-Rayco González: Así es. Lo estoy cuadrando.

-S.M.: Madre mía. A la peluquería pa' estar guapo.

-R.G.: Jajajajajaja. Ya sabes. Ensaya unas palabras.

-S.M.: Déjalo de mi mano!!! Eso está hecho ya!!!

Tras ver que las mascarillas que llegaron eran falsas y que, pese a una segunda oportunidad concedida por el Servicio Canario de Salud para la entrega de 1,2 millones de unidades de otro modelo de mascarillas, el dueño de RR7 presentó demanda contra quienes mediaron en el extranjero para la compra del material. En esas labores participaron supuestamente Lucas Cruz e Ishan Mahmoud Mohammed Al Sabbagh, que también han sido citados en calidad de investigados por la Fiscalía Europea.

En abril y mayo todos los investigados deben comparecer en la sede de la Fiscalía Europea en Madrid, tras levantarse el secreto de las actuaciones.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios