Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 16 de abril
Ana María Pérez, que fue directora de Recursos Económicos del Servicio Canario de Salud, a su llegada a la Ciudad de la Justicia en 2022. C7
Caso Mascarillas

Domínguez y Pérez dieron todo tipo de facilidades para el «timo» de RR7 United

Los mensajes en el móvil de Rayco González reflejan la complicidad con los altos cargos en la operación del caso Mascarillas

Francisco Suárez Álamo y Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 23 de marzo 2024, 23:09

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«El timo» de RR7 United. Así definió el fiscal Anticorrupción de Las Palmas, Javier Ródenas, la operación por la que esa empresa recibió 4 millones de euros en un contrato firmado en 2020 con el Servicio Canario de Salud para la entrega de un millón de mascarillas sanitarias de la multinacional 3M.

Los mensajes en el móvil de Rayco González, dueño de RR7, entregados al juzgado instructor y en poder de la Fiscalía Europea, revelan la complicidad del citado empresarios y de dos intermediarios, Samuel Machín y Oswaldo Lastras, con los altos cargos del Gobierno que hicieron posible el contrato y que luego dieron todo tipo de facilidades para sendos pagos de dos millones y una opción de reactivación del contrato cuando se produjo un primer fiasco en la entrega de la mercancía.

Esos altos cargos fueron Conrado Domínguez, que en marzo de 2020 entró en el Comité de Gestión de la emergencia sanitaria en Canarias y en septiembre fue nombrado director del Servicio Canario de Salud, y Ana María Pérez, entonces directora de Recursos Económicos del SCS. Ambos están entre la decena de investigados en la causa penal, como también el dueño de RR7 y los citados intermediarios.

Esos mensajes, a los que ha accedido este periódico, reflejan, como ya se publicó, que fue Conrado Domínguez quien fabricó y envió a RR7 la carta que permitió a esa empresa presentarse ante 3M con el aval del Servicio Canario de Salud para conseguir las mascarillas. RR7 se dedicaba entonces a la compraventa de coches, carecía de experiencia sanitaria y Sanidad no tomó cautela alguna: hizo los dos pagos sin exigir una primera entrega de mascarillas.

El 3 de octubre de 2020, un mensaje de Samuel Machín a Rayco González refleja el estrecho contacto con Conrado Domínguez y las gestiones con éste para que RR7 ampliase su negocio.

-Samuel Machín: «Vale, vale, hermano. Me quedó todo claro. Conrado me dijo que lunes o martes tendremos el ingreso hecho. De todas formas como está hecho, mira a ver ya que tienes ese contacto y cuesta más conseguirla, mira a ver si puedes ir moviendo hermano el tema de a cómo nos van a dejar y si tienes acceso, por supuesto, a las N99 que es el otro pedido que quería él para ver si te pueden ir dando precios. Y esta semana que lo veamos a él y arreglando y tal, darle precios de las N99».

-Rayco González: Sí, esta semana se lo pido.

En esa línea, el 17 de octubre de 2020 Samuel Machín envía a Rayco González otro mensaje alusivo a un nuevo negocio que igualmente le han planteado al que entonces ya era director del SCS.

-S.M.: Conrado me acaba de mandar esto, con respecto al Rendecivil, la vacuna, el medicamento este que tenías, que la OMS hizo un estudio y no tiene mucho efecto. Está mirando que va a ser complicado meter este medicamento, pero acaba de mirar lo de las mascarillas y me dice que el lunes las pasa. Vale, no le di ni precio ni nada, le dije 'pásalas el lunes', que me digas el precio al que lo están cogiendo habitualmente a ver si te lo puedo mejorar y ya con lo que me digas el lunes ya miramos precio y lo que hacemos hermano.

Con esto al moverlo él también, pues ya sabes que Oswaldo está pegado con él, y lo que tenemos que hacer es sacar la parte nuestra y que ellos saquen la de ellos y le damos el precio nuestro y que ellos metan lo que quieran».

El 26 de enero de 2021 las mascarillas siguen sin llegar y Samuel Machín manda a Rayco González un mensaje que refleja el papel jugado por Ana María Pérez.

-S.M.: Hablé con Ana hace un poco y le comenté la situación, que lo entendiera y que ella sabía que podía pasarnos esto y que teníamos el plan B. Ya lo tiene claro y le dije a Ana que pasábamos al plan B y que en un plazo máximo de 10 hábiles como máximo le servíamos la mercancía.

En su contexto

3,90 100.000 euros de más

uros por cada mascarilla del modelo 1860 de la multinacional 3M. Es lo que hablaron al inicio de las conversaciones, en mayo de 2020, el dueño de RR7, los comisionistas que hacían de intermediarios (Samuel Machín y Oswaldo Lastras) y Conrado Domínguez. El montante de la operación subió finalmente a 4 millones, que es lo que pago el Servicio Canario de Salud. Los mensajes aportados al procedimiento reflejan que hubo un incremento final de 100.000 euros que no ha sido explicado

2.000.000 El aviso de 3M

2.000.000de euros. El segundo pago por parte de Sanidad se hizo pese a que desde el seno del Servicio Canario de Salud se alertó a Ana María Pérez que estaban ante una presunta estafa. Desde RR7 se envió un correo a Ana María Pérez señalando que ese pago era necesario por exigencia del proveedor de la mercancía. Cuando llega un primer envío de mascarillas, la multinacional 3M advierte de que son falsas. RR7 había tratado de que el Servicio Canario de Salud convenciera a Aduanas para permitir la entrega del cargamento. Finalmente fueron destruidas.

El 31 de marzo de 2021, otro mensaje de Samuel Machín señala a Conrado Domínguez y a Ana María Pérez: «Por lo visto Conrado le comentó a Ana si es posible que cambiemos la 1860 por las FFP3, entonces Ana me dice que para ella a nivel administrativo es un coñazo pero lo que hay que tener en cuenta no es que sea un coñazo, sino lo que necesita el SCS».

Ese era el plan B pero la mercancía tampoco llegó. El «timo» se había consumado: el dinero se esfumó y Sanidad se quedó sin mascarillas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios