«No tiene sentido condenar a Canarias a que espere por otras comunidades»

El presidente regional dice que «no tiene lógica» alargar más las restricciones en las islas libres del Covid-19. Torres plantea hacer ya test masivos donde antes comience la desescalada, en referencia a La Gomera, El Hierro y La Graciosa

EFE / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, defendió ayer que «no tiene sentido que se condene» al archipiélago a no poder empezar a recuperar ya la normalidad por islas «por esperar a otras regiones que están peor», cuando o se reactiva su economía, o se enfrenta «a la pobreza». «Estamos en una preocupante e inquietante cuerda floja», señaló Torres en una entrevista en la cadena SER, en la que recordó que la crisis del coronavirus ha parado el principal motor económico de Canarias, el turismo, y golpea de forma importante a los impuestos propios de los que la comunidad autónoma obtenía en 30 % de sus ingresos, cuya recaudación ha caído hasta en un 90%.

Torres sostiene que «todas las islas, incluida Tenerife» –la que más casos de Covid-19– presentan ya datos favorables, en el sentido de que cada vez se detectan menos positivos haciendo el doble de pruebas. Hace unos días, remarcó, se hacían 800 test diarios y se detectaban más de cien positivos, ahora se llevan a cabo en las islas 2.000 pruebas diarias y los positivos no superan los 20.

El presidente del Gobierno canario enfatizó que hay islas, como La Graciosa, que nunca han tan tenido un positivo de coronavirus y otras, como La Gomera y El Hierro, que hace varias semanas que no registran ninguno. En esas islas, Torres cree que «no tiene ninguna lógica» prolongar más las restricciones actuales. «No tiene lógica que en las islas que están libres (de coronavirus) no se pueda recuperar la normalidad, abrir las tiendas, abrir los bares, volver a hacer el día a día», argumentó Torres, siempre con todas las medidas de seguridad y manteniendo de momento los puertos y aeropuertos casi cerrados. Destacó que ha visto «sensibilidad» en el Gobierno central a este planteamiento y remarcó que hay otros presidentes autonómicos que han expuesto escenarios similares en la reunión del domingo con Pedro Sánchez.

«Si seguimos confinados de manera permanente, ya no será el coronavirus lo que nos golpee, sino la economía y la pobreza», advirtió Torres, que es partidario de que hay que empezar «a quitar el miedo a salir» a los ciudadanos, para que la actividad comience a regresar con todas las precauciones que sean precisas. El presidente canario reconoció que ahora no hay capacidad material para hacer pruebas de coronavirus a los más de dos millones de habitantes de Canarias, pero mientras llegan más suministros, sí se puede plantear hacer test masivos en las islas donde antes comience el desconfinamiento, como se hecho ya, por ejemplo, en todas las residencias de ancianos de las islas. «Haremos el máximo de test posibles en las islas pequeñas», señaló.

Aunque Torres no precisó más, las tres islas a la que mencionaba apenas suman 33.500 habitantes: La Graciosa tiene 737; El Hierro, 11.154; y La Gomera, 22.100. En la primera ha habido cero positivos; en la segunda, cuatro (el último el 2 de abril); y en la tercera, diez (el último, el 29 de marzo).