Sanidad quiere que el deporte al aire libre sea el siguiente paso de la desescalada

Los expertos que asesoran al Gobierno apuntan ya que el siguiente paso en la desescalada, tras dejar salir a los niños a pasear a partir del 27 de abril, será la autorización para realizar actividad física al aire libre. Eso sí, con una gran lista de limitaciones, que todavía se siguen estudiando

MELCHOR SÁIZ-PARDO / MADRID

El calendario que se maneja en el Ministerio de Sanidad pasa por permitir la realización de deporte en espacios abiertos en algún momento durante la primera quincena del mes que viene, según fuentes del Gobierno. Pero no cualquier tipo de actividad. No habrá deportes de equipo. Nada de canchas ni de deportes de contacto o entrenamientos colectivos. Solo se podrán practicar deportes individuales, como correr o montar en bici, y siempre en solitario. Seguirán estando totalmente prohibidas, como hasta ahora, las reuniones o actividades colectivas, sean guiadas o no. Tampoco se permitirá la práctica grupal de deportes individuales.

« Una persona que va corriendo sola por la calle o va en bicicleta, no es un riesgo, pero si me voy a juntar con otra persona que corre delante de mí, y con otras tres un poco más adelante, es una muy mala interpretación», tal y como resumió este lunes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, quien admitió que la autorización para practicar deporte es una cuestión «razonable» y que está «sobre la mesa» de los expertos, aunque siempre con «un control muy estricto».

De hecho, en los borradores con los que trabaja el equipo de Salvador Illa y de Fernando Simón se insiste en tasar muy claramente dónde y cómo llevar a cabo esas actividades, con instrucciones como la obligatoriedad de utilizar en todo momento mascarillas para evitar la dispersión de gotas de saliva que pudieran servir para transmitir el virus.

El mayor miedo de las autoridades sanitarias a la hora de autorizar actividades como correr o montar en bicicleta es que este permiso suponga una eclosión descontrolada de ciudadanos reconvertidos en apasionados ‘deportistas’, que acaben por colapsar zonas verdes, bulevares, paseo marítimos y parques, impidiendo así guardar las distancias mínimas para evitar la transmisión del virus. Ese temor es el que ha hecho que España sea el único país de Europa que prohíbe, hasta ahora, de manera tajante la práctica de deporte al aire libre y uno de los pocos del mundo junto a la India, Perú, Argentina, Malasia, Filipinas o Bangladesh.

El otro gran problema que hasta ahora han visto los expertos de Sanidad es dónde poner el listón de qué es y no es deporte y el agravio comparativo que esto puede suponer entre diferentes grupos de edad. « ¿Si se deja correr o montar en bici por qué no dejar andar a las personas mayores cuando ese es su deporte y es este colectivo el que más necesita la actividad física?», apuntan los técnicos de Sanidad.

En el Gobierno no tienen todavía cerrados los detalles de cómo será el permiso para salir a practicar deporte y evitar que las calles se llenen de ciudadanos en chándal. Por eso ya estudian con detenimiento las limitaciones que se establecen en países cercanos: horarios diferentes, limitaciones temporales y espaciales.... En Italia, por ejemplo, se puede correr por los alrededores del domicilio, aunque siempre guardando una distancia de seguridad. No obstante, en ciudades como Verona se ha prohibido el running porque los vecinos se estaba tomando de manera muy laxa la autorización.

Algo parecido ha ocurrido en Francia, donde el 24 de marzo se debió endurecer la normativa del deporte, limitando las salidas para correr a una diaria y a un radio de un kilómetro del domicilio. Todo ello con una declaración jurada. En París han tenido que ir más allá y limitar el running a las primeras y últimas horas del día para evitar la congestión de las calles.

En Bélgica, uno de los países con mayores tasas de contagios del planeta, el deporte no ha estado prohibido en ningún momento de la actual crisis sanitaria. La población puede salir a andar, correr o montar en bici. Es más, las autoridades «aconsejan» hacer actividad al aire libre para combatir el tedio del confinamiento.

En Alemania, ahora a las puertas de la desescalada del confinamiento, siempre durante la cuarentena se ha permitido practicar deportes individuales o con los miembros de la familia con los que se conviviera.

Los parques y zonas verdes del Reino Unido siguen abiertas para práctica de deportes, aunque las autoridades solo permiten una salida al día para hacer actividad física y siempre guardando la distancia de seguridad.