Icod no mira a Génova

    Cargando reproductor ...
12/08/2017

No ha gustado que Coalición Canaria tratara de defender su alcaldía llamando a la sede nacional del Partido Popular para que su partido reculara.

/ Icod de los Vinos

El milenario drago de Icod de los Vinos permanece impertérrito a pesar del escenario de conflicto que se sucede en el salón plenario del ayuntamiento, donde el próximo jueves la elevada temperatura veraniega se elevará durante la moción de censura con la que Somos Icodenses (Nueva Canarias), Partido Popular, PSOE y Ciudadanos van a imponer la salida del alcalde Francis González, de Coalición Canaria.

Una riña de gatos que ha convertido al pueblo del norte de Tenerife, un enclave de 22,000 habitantes, en una página en la hoja política del Estado tras los ruegos de Coalición Canaria a la dirección nacional del PP para que intervenga y evite que tengan que entregar el bastón de mando.

Icod vive sorprendido con el giro de timón con el que los nacionalistas pretenden sacar al escenario el axioma clásico de pueblo chico, infierno grande. Llevar hasta el Gobierno de la nación un tema de índole municipal. Ante eso no dan crédito, aunque en las soleadas calles del municipio haya cierta disparidad de criterios sobre la el movimiento de ajedrez de la oposición.

Porque en eso la visión es unánime. «Ni que esto fuera la joya de la corona», asegura un vecino en plena arteria comercial del municipio, a las puertas del ayuntamiento. «Lo podríamos comprender en una ciudad como Santa Cruz. O incluso en La Laguna. Pero en Icod de los Vinos, que tiene menos peso. Nuestras cosas se deben resolver aquí», indican.

Por eso no entiende que la discusión rebase las fronteras del municipio y que se haya querido utilizar como moneda de cambio en la agenda canaria entre nacionalistas y conservadores. «Con la de necesidades que hay que estén hablando de eso. Terrible», indica la misma anónima vecina.

Y es que en ese punto de vista están hasta los que se oponen a la moción. «No tiene ningún sentido cambiar las cosas cuando falta un año y medio para que termine el mandato. Ante no lo hicieron porque el PSOE no quería, ya que estaba en el Gobierno de Canarias con CC. Ahora se demuestra que esto es un acto claramente partidista. Ahora, que se llame a Génova es una barbaridad. Un escape de Coalición, eso se tiene que solucionar aquí y ya está. Respetando a los concejales de los municipios», indica Juanillo entre su grupo de amigos, aunque prefiere ser identificado como «un ciudadano prejubilado».

Porque esa es otra de las pautas recurrentes en Icod de los Vinos. La gente no quiere hablar ante la cámara y la grabadora. Los turistas pasean ajenos por el municipio a los trasuntos de la política municipal, los comerciantes no quieren ser luego pasados a cuchillo cuando la tortilla vuelva a darse la vuelta, y entre todos los vecinos existe una especie de voz en off para la crítica que es difícil trasladar al papel con voz y apellidos.

No todos dudan, otras como María Eugenia Miranda Rodíguez van de frente y firman sus quejas. «Esta moción es necesaria. El pueblo está decaído y abandonado. Se ha dado un paso atrás en estos dos años, solo hay que preguntar a los comerciantes. En este tiempo no han ayudado a nadie, siempre hemos sido un pueblo comercial a donde venía toda la gente del norte a comprar. Todo esa gente se ha retirado y se ha ido a Garachico», señala.

Las quejas más comunes no solo se centran en el abandono de determinadas zonas, uno de los aspectos en los que el grupo opositor ha sido más crudo. Una profesional sanitaria, que prefiere guardar su nombre en el anonimato, habla de otro de los grandes focos de discusión. «Llevan meses cortando el agua. Tengo compañeros de trabajo que salen por la noche de trabajar y al llegar a casa no pueden ni ducharse», comentó.

Una censura que se documenta en un texto de 30 páginas

Los censurantes de Icod de los Vinos no están de acuerdo con la opinión del alcalde Francis González, que habla de «venganza y ajuste de cuentas» en la moción de censura que irá al salón del plenos del ayuntamiento el próximo jueves. José Ramón León, candidato de la censura, expone que los partidos de la oposición han documentado en 30 páginas de un texto los motivos por los que se debe hacer el cambio de timón en el ayuntamiento del municipio del norte de Tenerife.

León insiste en que solo responden a una demanda ciudadana. «Tenemos un documento de 30 páginas en las cuales 15 son bastante explicatorias de por qué abordamos esta moción de censura. Está más que justificada. Hemos estado esperando durante dos años a que la política del grupo de gobierno, fundamentalmente la del alcalde, cambie y no lo hace. Ha hecho una política clientelar, de marketing. De utilización de los recursos públicos para su beneficio y afirmación política. Dejando de lado a los problemas del municipio. Esto no puede seguir así, y la población nos pide que hagamos un cambio y en responsabilidad al 65% de los votos, que corresponden a la oposición, hemos decidido unirnos», indicó.

Los censurantes respiran tranquilos a pesar de los movimientos con los que Coalición Canaria está intentando detener la censura. «Sabemos que tenemos enfrente a gente que se aferra al poder de una forma evidente y clara. Y que hasta que se produzca la moción el día 17 están por venir todavía un buen número de acciones. Pero estamos muy tranquilos y confiamos en la ciudadanía. Esta es una situación profundamente democrática que tiene que salir normalmente. ¿O es que hubo algún sobresalto en Granadilla cuando Coalición Canaria quitó al PSOE del poder? ¿Había allí alguna razón más poderosa para llevar a cabo una moción de censura?», aseguró León, portavoz de los partidos de la oposición.

Ante ese escenario, el que se prevé que sea alcalde de Icod de los Vinos el próximo jueves lamenta que CC haya tratado de llevar ante la cúpula nacional del Partido Popular la polémica. «La verdad es que estamos sorprendidos. Es una situación kafkiana e inesperada y que demuestra el talante que tiene Coalición Canaria. Cuando ellos hacen mociones de censura hay que estar tranquilos. Cuando se las hacen a ellos remueven cielo y tierra y amenazan al presidente del Gobierno de España con que no va a tener el apoyo de Coalición en los presupuestos del Estado. Qué falta de responsabilidad con la tierra canaria», aseguró a la vez que no cree que el PP ceda ante la maniobra nacionalista. «La confianza que tenemos en el Partido Popular a nivel local es plena. Conocemos a su líder –Isabel García– , que es una mujer muy seria que no va a desdecirse de sus palabras a no ser que se lo exijan desde unas alturas muy serias. Que confiamos plenamente en que eso no va a suceder», comentó José Ramón León.

CANARIAS7 quiso dialogar en su visita a Icod de los Vinos con Francis González, el alcalde censurado. Pero su gabinete de prensa expuso que no haría entrevistas personales. En cualquier caso, a través de su espacio personal en internet, González manifestó su posición ante el escenario político que posiblemente acabe con su mandato la próxima semana. «No tiene sentido lo que está pasando. No tiene sentido mentir para justificar lo que es sencillamente una venganza, un ajuste de cuentas, un deseo de tener el poder y control yendo en contra de lo que el pueblo dijo en las últimas elecciones. Y todo a escaso año y medio de los próximos comicios, en los que el pueblo debe valorar si el alcalde y su grupo de gobierno lo han hecho bien o no», escribió en su blog personal.

Debe quedar en casa. La opinión mayoritaria entre los vecinos de Icod de los Vinos con los que pudo dialogar CANARIAS7 es la de arreglar los problemas del municipio en el propio municipio. No ha gustado que Coalición Canaria tratara de defender su alcaldía llamando a la sede nacional del Partido Popular para que su partido reculara.