Fomento asegura que Canarias no cumple el convenio de carreteras

24/07/2019

El Ministerio traslada al presidente Torres que el Ejecutivo saliente de CC no certificó ninguna obra en los ejercicios de 2018 ni 2019, lo que obliga a añadir una adenda al acuerdo vigente para ajustar las anualidades o los plazos

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, recibió ayer «malas noticias» del Ministerio de Fomento sobre el desarrollo del Convenio de Carreteras suscrito con el Estado, que según le adelantó el Gobierno central en funciones no se está ejecutando al ritmo pactado.

«En el convenio que se firmó en diciembre por 1.200 millones de euros había 60 millones para 2018 y otros 60 millones para 2019, y lo que nos avanza Fomento es que no se presentó ninguna certificación», señaló Torres tras reunirse con responsables del departamento que dirige el ministro Ábalos, «es decir, que el Gobierno saliente de CC no ejecutó ninguna obra en ese periodo», añadió.

El incumplimiento de los plazos conlleva la obligación de modificar el convenio vigente mediante una adenda, ya sea para ajustar las anualidades de los próximos años y añadir los 120 millones de euros no ejecutados, o bien para aumentar los años de vigencia del acuerdo.

El máximo responsable del Gobierno canario expresó su contrariedad por la gestión de la anterior Administración y expresó su sorpresa ante el retraso de las obras. «Confiábamos en que sí se iban a presentar certificaciones, pero hemos recibido malas noticias», insistió.

En el otro platillo de la balanza, Torres presentó como el lado positivo de su reunión con Fomento la buena disposición del Ministerio a estudiar su propuesta para que Canarias pueda recibir parte de la deuda pendiente del anterior convenio. Se trata de la misma fórmula que ya trasladó en febrero el anterior Gobierno canario al ministro Ábalos sin que se llegara a cerrar un acuerdo.

De los casi 1.000 millones que el Estado debe a Canarias, avalados por sentencia del Tribunal Supremo, Fomento solo reconoce una deuda de 600 millones y el planteamiento de Torres es que esa cantidad -que corresponde a 500 millones de obra ejecutada más los 101 millones de la adenda de ampliación del anterior convenio- se pueda desvincular de los otros 300 millones que están en vía judicial.

«Hemos planteado separar la ejecución de la sentencia del resto para que se puedan transferir a Canarias los 600 millones que no están en cuestión», expuso Torres. En todo caso, recalcó que su propuesta no supone una renuncia a los 300 millones pendientes. «Eso lo vamos a seguir negociando», aseguró, “sentándonos en una mesa o como sea, porque ningún euro va a dejar de llegar a Canarias si nos corresponde», recalcó.