el nacionalismo, en riesgo

17/04/2018

El expresidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, reivindicó ayer la canarización de todos los partidos políticos, al margen de las ideologías, para defender los intereses del archipiélago en Madrid. Sin esa estrategia común, advirtió en una conferencia en CANARIAS7, las islas «sufrirán de nuevo el olvido en las políticas de Estado».

Rivero, que protagonizó ayer la nueva edición del ciclo de conferencias Repensar Canarias, organizado por CANARIAS7, defendió ayer que los grandes avances del archipiélago en los últimos 40 años de consolidación democrática se han gestado en el Parlamento español cuando los votos de diputados nacionalistas canarios han sido indispensables para la gobernabilidad nacional. Y al contrario, argumentó, «cuando se pide algo desde las islas y no hay necesidad de los votos, la respuesta es no», añadió Rivero, que puso como ejemplo su propia experiencia. Fue en la legislatura 2011-2015, explicó, cuando «el Gobierno de mayoría absoluta del PP le dio la espalda a Canarias», lo que derivó en «el peor momento de la historia» en las relaciones con el Estado.

Rivero aprovechó para cuestionar a quienes criticaron –incluidos el actual presidente canario, Fernando Clavijo, también de CC–, la «beligerancia del Ejecutivo canario con Madrid. «No tuvimos más remedio que adoptar una actitud de lucha contra el abandono sistemático de las instituciones canarias». Fruto de esa «beligerancia», añadió, el Tribunal Supremo ha obligado al Estado a pagar 290 millones de euros, la cantidad que el Ministerio de Fomento debe a Canarias por los recortes que realizó durante la crisis en su convenio de carreteras.

Tras las elecciones de 2016, aseveró Rivero, las tornas han vuelto a cambiar, y los votos decisivos de dos diputados nacionalistas canarios, los de CC y NC, «han sido claves para que el Gobierno del PP en minoría recupere la sensibilidad con los problemas que afectan a Canarias».

«Sin este ariete canario en en Congreso de los Diputados», aseguró, «no habrían salido adelante iniciativas parlamentarias como el aumento al 75% de la bonificación del precio de los viajes entre las islas para los residentes», sentenció.

Pero Rivero advirtió de que el nuevo escenario político nacional que se abre con el fin del bipartidismo, representa una amenaza para los intereses canarios. «Todas las encuestas de intención de voto apuntan en la dirección de que cada uno de los cuatro partidos generalistas, Ciudadanos, PP, PSOE y Podemos van a acaparar en las elecciones generales de 2019 entre el 18% y el 22% de los votos, lo que exigirá que dos formaciones se pongan de acuerdo para gobernar. Y eso significa que no van a necesitar a fuerzas territoriales para mantener la estabilidad, y que su capacidad de influencia en el ámbito del Estado será escasa o nula».

Este panorama, alertó Rivero, es «especialmente preocupante para Canarias»: «En País Vasco y Cataluña la sociedad tiene muy clara la defensa de sus intereses» al margen de su ideología, pero Canarias no ha asumido todavía la necesidad de generar una conciencia colectiva», concluyó.

  • 1

    ¿Está de acuerdo con que el Gobierno canario le rebaje de 40 a 37,5 horas semanales el horario de trabajo a los funcionarios a partir del 2 de julio?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados