Borrar
El albergue de menores ya está lleno

El albergue de menores ya está lleno

El Cabildo de Lanzarote alerta de tener al límite su capacidad de acogida, y avisa de que si llegan dos pateras más tendrá que alojarlos en carpas. Se pide agilizar las pruebas de edad, pues de 160 jóvenes no hay aún informes que garanticen que son menores

Martes, 16 de octubre 2018, 08:29

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El alojamiento de los menores inmigrantes no acompañados en la isla de Lanzarote sigue pendiente de un hilo. Desde el gobierno insular se han arbitrado medidas para alojar a los chicos en un albergue en el pueblo de La Santa, que ya se encuentra casi al completo y la desde propia institución se advierte que a poco que lleguen en los próximos días dos pateras más a la isla, se volverá a desbordar la capacidad de acogida, y ello obligará a volver a instalar a los menores en carpas y colchonetas.

Al menos así lo traslado el propio presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, el pasado fin de semana, y ayer lo confirmó la consejera de Asuntos Sociales, Maite Corujo (PP), quienes han vuelto a pedir más medios para agilizar las pruebas óseas que es necesario practicar a los jóvenes para constatar que efectivamente son menores. Un requisito que resulta imprescindible para poder proceder al traslado a otras islas, una decisión que depende de los juzgados.

El problema, como se sabe es que estas pruebas van muy lentas por falta de medios, lo que está impidiendo que los jóvenes puedan ser repartidos a otras islas.

Según informó el Gobierno de Canarias días atrás, el atasco en estas pruebas es tal que apenas se realizan dos o tres por día y existen más de un centenar de menores pendientes de ellas.

«De los 160 menores que están a cargo del Cabildo, la institución todavía no tiene constancia oficial ni científica, porque todavía no se han concluido los informes, que certifiquen que ninguno de esos 160 jóvenes sea menor». Así lo aseguró ayer la consejera Maite Corujo.

De esos 160 menores, a cargo del Cabildo, 18 están pendientes de que los forenses elaboren sus informes para remitirse al juzgado, el resto ni siquiera tienen hechas las radiografías necesarias, y no se ha concluido un solo informe que certifique le minoría de edad de ninguno de esos 160 chicos.

Incertidumbre

La urgencia del Cabildo de Lanzarote es comprensible, ya que tiene la capacidad de alojamiento bastante limitada, pese a haber declarado la pasada semana mediante decreto la Emergencia Humanitaria y Sanitaria, para poder disponer de todos los recursos para hacer frente al problema que está desbordando a la institución.

«La urgencia en agilizar este trámite, es clave para poder proceder a los traslados entre islas, y es también comprensible ante la incertidumbre que supone no saber cuántos menores más podrán llegar en las próximas horas o días, ya que las plazas de alojamiento son limitadas, y ya no quedan más infraestructuras de alojamiento, lo que obligaría de nuevo a habilitar de nuevo carpas», dijo ayer Maite Corujo, sabiendo que en cada patera vienen de media entre 15 y 16 menores, o que al menos así se declaran para no ser repatriados.

De los 160 menores a cargo del Cabildo, 80 están en el albergue de La Santa, 30 en las casas de acogida de Yaiza, y un número indeterminado han podido fugarse de estos centros en los últimos días.

De momento, aunque la situación está controlada y hay tranquilidad en el pueblo gracias a dos patrullas de la Policía Autonómica que vigilan día y noche el centro , las autoridades de la isla siguen insistiendo en exigir al Gobierno de Madrid, que no ponga excusas para facilitar el uso de los cuarteles de Arrecife, al tratarse de unas instalaciones que reúnen todas las condiciones, no solo de habitabilidad, sino que cuentan con canchas deportivas y un recinto cerrado que facilita un mayor control.

Como medida temporal, las autoridades de la isla, creen que el albergue de La Santa puede ser válido, pero en breve se teme que se desborde la capacidad. A ello se une que se trata de un centro abierto y sin instalaciones para facilitar a los jóvenes la práctica de deportes y actividades de esparcimiento.

Pese a ello, en el pueblo de La Santa, según explicó ayer su alcalde Jesús Machín, los vecinos están tranquilos, a ello también contribuye que se han dotado dos patrullas de la Policía Autonómica. El propio alcalde explicó ayer que no se entiende la negativa de Defensa a prestar las instalaciones del cuartel, al menos temporalmente, ya que reúnen todos los requisitos para una acogida digna.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios