Clavijo pide ayuda en imnigración

14/10/2018

El presidente del Gobierno canario, pidió este sábado desde Lanzarote, la isla más afectada por la llegada de pateras en las últimas semanas, un compromiso a Europa y al Estado en control de costas y en el reparto de menores entre las regiones.

El presidente del Gobierno regional, demandó este sábado «una respuesta solidaria de las autonomías y de España para atender de forma digna a los menores migrantes no acompañados que llegan a las islas».

En una reunión mantenida en Lanzarote en a la que asistieron los presidentes de los Cabildos de las isla orientales que más están viéndose afectados por el fenómeno de la inmigración, de Lanzarote y Fuerteventura, Pedro San Ginés y Marcial Morales, así como los alcaldes de la isla conejera, y representantes municipales de los siete ayuntamientos de la isla, así como, la consejera de Políticas Sociales, Empleo y Vivienda, Cristina Valido, y el viceconsejero del área, Francisco Candil, además de la consejera de Bienestar Social del Cabildo de Lanzarote, Maite Corujo, entre otras autoridades, las instituciones insulares y locales trasladaron las necesidades para la atención de los menores, teniendo en cuenta que la mitad de los que en estos momentos hay en las islas, unos 160 ya, se encuentran en Lanzarote, tras la llegada este sábado de dos nuevas embarcaciones.

Condiciones dignas

En el encuentro los representantes del Gobierno regional propusieron medidas para atender a los menores en condiciones dignas, trasladar un menssaje de tranquilidad a la opinión pública y exigir a las comunidades autónomas un mayor compromiso en el reparto de los menores no acompalñados. Para ello Clavijo adelantó que ya el pasado viernes en madrid coincidiendo con los actos de celebración del Día de la Hispanidad, habló con los presidentes de las Comuniades más afectadas Andalucía, Murcia, Ceuta y melilla para organixzar una minicumbre.

Clavijo también aprovechó para responsabilizar al Estado de no estar haciendo sus deberes en el control de fronteras, como lo demuestra dijo, que el llamado sistema de control de vigilancia SIVE no está funcionando, «a pesar de que se insista una y otra vez en repetir una mentira para que al final parezca que es verdad». También pidió a Europa un mayor compromiso con el problema.

Dos pruebas al día

En cuanto a las medidas a adoptar, en materia de seguridad, el jefe del Gobierno regional se comprometió a destinar dos patrullas de Policía Autonómica a la isla, para vigilancia del centro que acoge a los menores. Además, se destinarán recursos sanitarios para evitar que la utilización de servicios de atención a los menores merme la atención de los residentes.

También pidió al Estado más celeridad con las pruebas para determinar la mayoría de edad de los jóvenes, que van a una media de dos al día.