Yolanda Díaz e Ione Belarra, durante una comparecencia conjunta. / ep

Yolanda Díaz no invita a dirigentes de Unidas Podemos al estreno de Sumar

Belarra, Echeniquey Colau aseguran «respetar» la decisión y defienden la necesidad de dotar al proyecto de Díaz de independencia

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

. La vicepresidenta segunda y líder de facto de la coalición Unidas Podemos, Yolanda Díaz, ya tiene todo preparado para el lanzamiento de Sumar, el «proceso de escucha» con el que pretende recorrer España durante los próximos seis meses y que configurará el futuro frente amplio de las izquierdas. Será este viernes, a las 19:30, en el Centro Cultural Matadero de Madrid y en un acto al que no ha sido invitado ningún dirigente de las confluencias moradas.

El objetivo de Díaz, como les ha comunicado a estos, es que los partidos y sus estructuras no protagonicen este camino. Así lo desveló ayer la ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, que «respeta» y «acompaña» los pasos que dé su compañera para configurar su nuevo proyecto político.En los mismos términos se han pronunciado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el portavoz parlamentario del grupo confederal de Unidas Podemos, Pablo Echenique. «En este caso concreto se nos ha pedido que no vayamos, lo vamos a respetar, pero estaremos ahí por supuesto contribuyendo a crecer y a la unidad del espacio», resumió Belarra en una entrevista en TVE.

Tras las dudas iniciales, en Podemos han entendido de que gran parte de su estrategia en las generales de 2023 pasa por configurar un proyecto ganador. Por ello, aseguran, la «clave» ahora está en ofrecer apoyo a la vicepresidenta segunda en su capacidad para tomar las decisiones. Díaz ya ha enfatizado en diversas ocasiones que quiere dar protagonismo a la sociedad civil y que los partidos son imprescindibles, pero deben tener un rol secundario en su plataforma.

La vicepresidenta busca dotar de protagonismo a la sociedad civil frente a los partidos tradicionales

La también ministra de Trabajo sí ha contemplado, en cambio, la presencia de los partidos en los actos del «proceso de escucha», pero el formato se ha planificado de forma que no haya ningún líder ni dirigente de primera fila sobre el escenario. La idea, aseguran desde Sumar, es que puedan acudir cargos rasos o militantes para no ensombrecer el espíritu de la iniciativa: «Dar peso y palabra a la ciudadanía».

Díaz oficializará su nueva plataforma en un acto nutrido de representantes de organizaciones sociales y la sociedad civil; en el caso de este viernes, con el telón de fondo del Orgullo LGTBI+que se celebra estos días en la capital. Así, la política gallega toma las riendas para rearmar a la izquierda alternativa al PSOE, alicaída tras las elecciones andaluzas. Con ello, pretende movilizar a un electorado progresista que en las últimos comicios ha mostrado altos niveles de abstención.