JxCat y ERC vinculan a Marchena con el PP y piden apartarlo de causa del procés

20/11/2018

JxCat y ERC exigieron este martes que el juez Manuel Marchena sea apartado de la causa del procés y que no pueda juzgar a los políticos independentistas catalanes presos, ya que consideran que su «vinculación con el PP» resulta evidente, y que «carece de la mínima imparcialidad» para garantizar un juicio justo.

Ambas formaciones independentistas han coincidido en las respectivas ruedas de prensa celebradas en la tarde de este martes en el Parlament tanto en cuestionar la "imparcialidad" del juez Marchena, como en criticar "la politización del poder judicial" y la "falta de separación de poderes en el Estado español".

Según el portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, "aunque hoy hace 43 años que murió el dictador Franco, el franquismo sigue bien vivo y se pasea impunemente por las calles de Cataluña y en todo el Estado".

Pujol ha hecho un llamamiento a todos los demócratas a "denunciar el repunte absolutamente preocupante del fascismo en la sociedad, en la política y en el estamento judicial español".

Sobre este último, ha dicho que se evidencia "una quiebra del sistema judicial en España debido, sobre todo, a la falta absoluta de separación de poderes" y con dos partidos, PP y PSOE, "que se reparten los cargos judiciales".

Según Eduard Pujol, no es suficiente con que Marchena renuncie a ser el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, sino que "tiene que ser apartado del tribunal que juzgará a nuestros presos".

Pujol y la portavoz de ERC en el Parlament, Anna Caula, han precisado que Marchena no debería estar "ni un minuto más" al frente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, que es la que se prevé que juzgue a los líderes independentistas acusados de sedición y rebelión.

Han argumentado, en este sentido, que las declaraciones realizadas en los últimos días por portavoces de PP y PSOE "reflejan la vinculación de Marchena" con el primero de estos partidos, por lo que han expresado su apoyo a las solicitudes de recusación que hoy mismo han presentado los presos independentistas.

"Lo ocurrido con Marchena -ha añadido Eduard Pujol- es una prueba más del 155 judicial al que estamos sometidos, y que ya vimos anteriormente, cuando los jueces del Supremo hablaban de Cataluña como si estuvieran en una taberna".

En su opinión, "el 155 judicial no se ha acabado, es una pieza más del engranaje de la represión, y las togas de 155 trabajan por la venganza, cuando tendrían que trabajar por la justicia".

Se ha preguntado en este punto: "¿Qué garantía tenemos de que se pueda celebrar un juicio justo?", para responderse él mismo que "ninguna garantía con jueces vinculados al PP".

"Un juicio justo es que los presos independentistas no sean tratados como rehenes, que puedan tener las mismas garantías que cualquier otro ciudadano, y que no se pueda mercadear con las condenas en función de las ideas que defienden", ha recalcado.

La portavoz del grupo de ERC, Anna Caula, ha advertido de que el Tribunal Supremo "es un órgano judicial cien por cien politizado" y que PP y PSOE "ni siquiera disimulan que está controlado por ellos".

Sobre la renovación del CGPJ, Caula ha indicado que "hay una coalición inaceptable para hacer saltar por los aires la independencia" de este órgano, pero ha pedido "no confundir la politización de la cúpula judicial con la mayoría de jueces y otros profesionales de la justicia, que cada día se esfuerzan por hace bien su trabajo".

  • 1

    ¿Le parece que la condena a los líderes separatistas catalanes es proporcional a los hechos ocurridos en 2017?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados