El PP suspende el proceso de renovación del CGPJ y defiende la renuncia de Marchena

20/11/2018

El Partido Popular anunció este martes que suspende el acuerdo con el PSOE para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), tras conocerse la renuncia del juez Manuel Marchena a ser candidato para presidir el órgano de gobierno de los jueces, y atribuye al Gobierno socialista la responsabilidad de esta decisión.

Así lo han confirmado a Efe fuentes del PP, partido que ya no considera a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, interlocutora válida en este proceso, y que, por otra parte, han calificado de "acertada" la decisión de Marchena, el candidato acordado por populares y socialistas.

El presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Manuel Marchena, ha anunciado hoy en un comunicado su renuncia a ser candidato para presidir el Supremo y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), una decisión con la que reivindica su independencia.

"La irresponsabilidad del Gobierno al gestionar este proceso filtrando los detalles de la negociación parlamentaria ha desgastado la Justicia", denuncia el PP.

Añade que después de haber intentado "por responsabilidad institucional hacer esta renovación en tiempo y forma, con la legislación en vigor, va a reclamar la reforma del sistema de elección del Poder Judicial y a buscar el consenso parlamentario para llevarla a cabo".

La renuncia de Marchena y el anuncio del PP se produce después de publicarse ayer en El Español unos mensajes de wasap del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, en los que hablaba que el pacto para renovar el Poder Judicial permitía a su partido controlar "desde detrás" el Tribunal Supremo.

Cosidó pidió disculpas por el lenguaje utilizado en dichos mensajes pero sostuvo que "en ningún momento se habla de ningún intento de control del poder judicial", sino de recalcar que la elección de Marchena ayudaría a que las decisiones del CGPJ fueran lo más unánime posible.

En su comunicado de esta mañana, el juez subraya su trayectoria profesional, "siempre presidida por la independencia", y explica que se ve obligado a hacer precisiones ante "las noticias divulgadas en los últimos días" acerca de su "hipotética designación".

Esta renuncia significa que Marchena seguirá presidiendo la Sala que juzgará a los investigados por el proceso de independencia de Cataluña.

"Si yo fuese Marchena, hubiera adoptado la misma decisión", ha asegurado en RNE el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, para quien la decisión del Gobierno de hacer público su nombre sin elegir a los vocales ha hecho un "daño irreparable".

Según ha denunciado, se ha puesto en cuestión su imparcialidad y la responsabilidad institucional del PP y se ha tratado de presentar la renovación del CGPJ como "algo oscuro".

Ha recalcado que el PP entró por responsabilidad en la negociación con un gobierno que les "asquea" y con una ministra "mentira" cuya dimisión ha insistido en pedir.

"Mientras Delgado esté en el Gobierno, el PP no tiene interlocución con el Gobierno en una cuestión como ésta", ha subrayado.

Sobre Cosidó, ha dicho que él no habría mandado un mensaje así "en ningún caso" y ha asegurado que la dirección del partido no comparte ese menaje y considera que acciones de ese tipo no van por el buen camino.

Preguntado por si debería reconsiderarse su continuidad en el Senado, se ha limitado a decir que "son cuestiones paralelas" y que la labor que está haciendo como portavoz en esta cámara es "encomiable".