Borrar
El municipio alicantino de Biar ha resultado agraciado con la totalidad del tercer premio del sorteo extraordinario de Navidad, el 31.938 Efe
Lotería de Navidad

El PP y los Reyes Magos riegan dos pueblos de Alicante con 92,5 millones de los terceros

Los números fueron vendidos en ventanilla por el propietario de la administración de Lotería 'La Mahoma' en Biar y repartidos en Cañada

Isaac Asenjo

Madrid

Viernes, 22 de diciembre 2023, 11:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ser tercero simpre es algo que hay que celebrar, y más cuando uno se lleva una suculenta cifra de dinero. Hasta 50.000 euros se embolsarán aquellos a los que les haya tocado, gracias al azar, el 31938 en la mítica lotería de Navidad. Cada décimo del citado número recibirá esa jugosa cantidad. Una gran alegría para esta 'medalla de bronce' del sorteo más emocionante y popular del año.

La suerte, en cuanto a esta golosa gratificación, no fue para los madrugadores. Ni está ni tampoco ninguno de los grandes. El tercero salió con la digestión de los churros y el chocolate que muchos acostumbran a degustar en este ilustre día. Tras tres horas de rifa apareció. Ya cuando el reloj marcaba un minuto más de las doce del mediodía en el Teatro Real Madrid, las niñas Ainhoa Rosero Gómez y Rosario Martínez Garía entonaron el soniquete 500.000 euros, que es lo que reparte el 31938 por cada serie, lo que viene siendo 2.500 euros por cada euro que uno haya jugado.

La suerte salió íntegramente de la bonita y pequeña localidad de Biar, en el interior de Alicante, que cuenta con 3.612 habitantes, aunque la mayor parte de los boletos fue a parar a una asociación de Cañada, de 1.000 habitantes y a apenas 6 km de distancia de sus vecinos, a quienes la lotería navideña habrá hecho felices. Fue vendido más concretamente en la administración de Lotería 'La Mahoma', en el número 23 de la calle Barrera, establecimiento que ya ganó un segundo premio de la Lotería Nacional el pasado mes de abril 2022 y que en esta ocasión endulza con 92,5 millones de euros la comarca del Alto Vinalopó. «nunca habían repartido tanto dinero»

Varios abonados durante años

Los número fueron vendidos en su totalidad por ventanilla tal y como detalló José Joaquín, propietario de la administración, a distintos vecinos así como a la Peña Madridista, el Partido Popular y a la Asociación de los Reyes Magos, que cada 6 y 7 de enero sumerge al pueblo en un clima mágico donde los vecinos escenifican los momentos más emblemáticos de la Natividad.

Emocionado y contentísimo, el lotero tocado por la fortuna aparecía en las cámaras de los medios de comunicación vendiendo las bondades de uno de los pueblos más bonitos de la Comunidad Valenciana, en el que destaca casco antiguo medieval, y brindando con amigos y empleados. «Hemos fidelizado los 1850 décimos de este número, en varios clientes a lo largo de muchos años», festejaba con una enorme sonrisa Joaquín mientras repartía abrazos a diestro y siniestro.

El teniente de alcalde de la localidad, José Luis Valdés, celebró ante los medios un premio que supone «una pequeña bendición» para las familias de Biar, donde pocos vecinos reconocían públicamente ser agraciados, no se sabe bien si por prudencia o por desconocimiento. «Estamos muy contentos porque no sólo ha beneficiado a simpatizantes y militantes del Partido Popular, que siempre de forma muy leal nos ayudan con la pequeña aportación de la lotería, sino que también los hemos compartido con todas las asociaciones culturales festivas del pueblo», destacó orgulloso.

Entre los agraciados del PP también se encuentra Miguel, que compra el número del partido todos los años y que en esta ocasión se ha quedado con un décimo. También ha vendido doce entre familia y amigos, por lo que está «muy contento» y prevé viajar a Laponia el próximo año con su mujer y sus hijos con el dinero ganado.

El mismo premio se lleva Cristóbal, que tras más de 15 años comprando el mismo número, sabía perfectamente que lo tenía en su poder. «Se levanta uno más contento, porque tienes el gusanillo ahí y no todos los días te toca algo», señaló.

Un pellizco para la jubilación

«Compro el mismo número todas las navidades. Aquí se juega mucho, así que le habrá tocado a casi todo el pueblo, que es pequeño», cuenta Toni, propietario del restaurante La Façana, que nada más enterarse del premio que contenía el décimo que llevaba, descorchó una botella de champán para trabajar «más a gusto que la leche» con este pellizco estupendo. Un número que cuenta con abonados desde hace años, como la peluquería Manolín, vecina del despacho de lotería, y que lo juega desde 1976. Ahí se encontraba trabajando Pepe Terol cuando se ha enterado después de que el teléfono no dejara de sonar. «Mi mujer y yo estamos a punto de jubilarnos así que lo principal es tener salud para después poder hacer algunas cosillas, con el mínimo esfuerzo en este caso», contó este vecino de Biar.

Los afortunados pueden ir a cobrar desde hoy mismo el premio. Pero que no se confíen con tanta celebración, porque tienen un plazo de tres meses hasta esa fecha (22 de marzo) para cobrarlo. Todo el dinero que no sea reclamado hasta esa fecha se lo embolsará Hacienda, que como siempre, es la gran beneficiada del Sorteo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios