Matteo Salvini, este lunes durante una rueda de prensa en la sede de su partido, La Liga, en Milán. / Miguel MEDINA / AFP

Salvini aventura cinco años de estabilidad en Italia y se compromete a trabajar con Meloni

Asegura que no se arrepiente de haber estado en el Gobierno de Draghi: «Lo haría de nuevo»

T. NIEVA

El líder de la Liga, Matteo Salvini, ha aventurado este lunes cinco años de estabilidad política para Italia tras la victoria de la derecha italiana con el ultraderechista Hermanos de Italia de Giorgia Meloni al frente y se ha comprometido a trabajar «durante un largo periodo de tiempo» con la que podría convertirse en la primera ministra de la historia del país.

«Hoy es un gran día porque tenemos cinco años de estabilidad por delante», ha señalado durante una rueda de prensa en la sede del partido, en Milán. Así, ha dado la enhorabuena a Meloni y ha asegurado que «trabajaran juntos durante mucho tiempo». Para Salvini, no obstante, el día electoral de ayer supone un «primer paso» para lograr que la formación cuente con un centenar de escaños en el Parlamento, si bien ha lamentado que el partido haya obtenido apenas un 9% de los votos.

«No me satisface el resultado. Giorgia Meloni lo ha hecho bien. Haber estado en el Gobierno (de Mario Draghi) nos ha costado un precio, pero lo haría de nuevo. Ahora estamos ahí con un papel protagonista», ha argumentado antes de señalar que «está en contacto con Meloni» de cara a la formación del nuevo Gobierno.

En este sentido, ha dicho sentirse «optimista» a pesar de haberse ido a la cama «cabreado» y ha hecho hincapié en que «no podía imaginar otros nueve meses de un Gobierno confuso». «La opinión de los votantes es clara: han recompensado a aquellos que se opusieron y aquellos que hicieron caer al Gobierno», ha dicho.

«Puse los intereses del país por delante de los del partido», ha explicado Salvini, que ha indicado que la Liga dará lo mejor de sí. «Ofreceremos el mejor equipo posible, incluso en materia de seguridad», ha continuado el político italiano, que ha instado al Gobierno saliente a «evitar iniciativas que no sean acordadas por la nueva mayoría que emana de las urnas».