Simpatizantes de Lula celebran su victoria en las calles de Sao Paulo formando una 'L' con las manos, símbolo del exmandatario. / CAIO GUATELLI / AFP

La izquierda latinoamericana felicita a Lula por sus resultados

EE UU pide «paz y civismo» para la segunda vuelta de las elecciones en Brasil, que enfrentarán a Lula y Bolsonaro el próximo día 30

IÑIGO FERNÁNDEZ DE LUCIO

La victoria de Luiz Inácio Lula Da Silva en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil ha provocado la reacción de los principales líderes de la izquierda latinoamericana, que han felicitado al exmandatario, pese a que deberá medirse en segunda vuelta con el actual presidente, Jair Bolsonaro.

«Felicidades, hermano y compañero Lula. El pueblo de Brasil demostró una vez más su vocación democrática y, en especial, su inclinación por la igualdad y la justicia», ha escrito el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en sus redes sociales.

En términos parecidos se ha expresado el presidente de Argentina, Alberto Fernández. «Felicito a mi querido Lula por su triunfo en primera vuelta y hago llegar mi sincero respeto al pueblo de Brasil por su profunda expresión democrática», ha dicho el mandatario. Fernández hizo campaña a favor de su liberación antes y después de las elecciones, al visitarle en prisión.

Por su parte, Gustavo Petro, presidente de Colombia, ha publicado un escueto mensaje en redes sociales. «Felicito a Lula por su victoria en primera vuelta. Felicito al pueblo brasileño por su enorme participación electoral», que ha rozado el 80%.

Luis Arce, dirigente de Bolivia y delfín del exmandatario Evo Morales, uno de los principales referentes de la izquierda latinoamericana, ha publicado un mensaje de felicitación junto a una imagen suya con Lula. «Felicitamos al hermano Lula, que ganó la primera vuelta de las Elecciones en Brasil y saludamos al pueblo brasileño que demostró que la democracia es el único camino para construir sociedades justas, inclusivas y con paz social».

El propio Morales también se ha pronunciado. «Saludamos la victoria del hermano Lula en la elección presidencial de Brasil y felicitamos al pueblo brasileño por participar pacíficamente en una fiesta democrática. Confiamos en que Brasil retornará al rumbo de la tolerancia con una agenda en beneficio de los más pobres», ha publicado en sus redes sociales.

Mientras, el secretario de Estado de EE UU , Antony Blinken, ha felicitado a Brasil por una «exitosa» primera vuelta electoral y ha expresado su deseo de que la segunda ronda se desarrolle «con el mismo espíritu de paz y deber cívico». La campaña estuvo marcada por episodios de violencia. Dos simpatizantes de Lula murieron a manos de bolsonaristas y la Justicia prohibió llevar armas entre el sábado y el lunes.

«Felicitamos al pueblo y a las instituciones de Brasil por una primera vuelta electoral exitosa y apoyamos el ejercicio de su derecho para elegir libremente a su próximo líder. Compartimos con Brasil la confianza en que la segunda ronda se llevará a cabo con el mismo espíritu de paz y deber cívico», ha afirmado Blinken. Es la primera reacción de Estados Unidos a las elecciones.

Próxima cita, 30 de octubre

Tanto Lula como Bolsonaro comparecieron tras publicarse los primeros resultados, cuando ya se confirmó que ambos disputarán la segunda vuelta el próximo 30 de octubre. El líder del Partido de los Trabajadores se mostró sonriente e incluso bromista. «Había pensado en irme de luna miel, pero eso tendrá que esperar. Para desgracia de algunos, tengo 30 días más para hacer campaña», declaró. El exmandatario se mostró confiado en su victoria. «Vamos a ganar, esto es solo una prórroga», proclamó, jaleado por miles de simpatizantes, en la Avenida Paulista de Sao Paulo.

Por su parte, Bolsonaro afirmó que tiene «confianza total» en la próxima cita con las urnas. «Entiendo que hay voluntad de cambio por parte de la población, pero hay ciertos cambios que pueden venir a peor», ha declarado, según ha recogido el periódico 'O Globo'. Bolsonaro, asimismo, ha hecho hincapié en que ha superado las «mentiras» de los institutos de investigación, que le daban un resultado mucho peor. «Ahora es confianza total» en la segunda vuelta, ha asegurado.