Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 1 de diciembre
R. Gutiérrez
Hostelería y comercio frenan su buen ritmo por el menor consumo de las familias

Hostelería y comercio frenan su buen ritmo por el menor consumo de las familias

Los costes de las empresas se reducen, pero la confianza está muy debilitada pese a que España es el único de la eurozona en expansión

Jueves, 3 de agosto 2023, 10:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En la segunda parte del año la economía se enfriará tras el buen ritmo que ha llevado en la primera. Así lo prevén la mayoría de organismos y los primeros datos que comienzan a publicarse sobre la actividad en el mes de julio así lo indican. Uno de los que mejor miden el estado de salud de la economía es el PMI, que en julio siguió creciendo en el sector servicios pero a un ritmo mucho menor que demuestra el cambio de tendencia hacia la ralentización.

El avance de este sector que engloba a los restaurantes, el turismo, el comercio o el ocio perdió impulso en julio por segundo mes consecutivo por la debilidad de la demanda de los hogares, a quienes los elevados precios y la subida de tipos de interés empiezan a afectar por la pérdida de poder adquisitivo y ahorros. Así, el índice PMI publicado este jueves por S&P Global se situó en el 52,8, aún en expansión (por encima de 50 indica crecimiento de la actividad y por debajo, contracción), pero seis décimas menos que el 53,4 registrado en junio y la lectura más débil en lo que va de año.

Los autores del estudio reconocen que esta lectura es «bastante modesta» y las empresas encuestados que registraron aumento de actividad lo atribuyeron en su mayoría a nuevos proyectos más que a que mejore la ya existente. «El sector servicios ha perdido algo de impulso en el crecimiento de la actividad y, más significativamente, en el de los nuevos pedidos», explicó el economista jefe de Hamburg Commercial Bank, coatores del estudio, Cyrus de la Rubia.

El dato

52,8 puntos

es el índice PMI del sector servicios que registró España en julio, aún por encima de los 50 puntos que separa la expansión de la contracción económica y muy superior al del resto de potencias europeas, todas en fase de contracción.

Un deterioro de la actividad mucho menor que la europea. Así, con los datos de S&P de la eurozona conocidos también este jueves que revelan un agravamiento de la actividad en julio, sitúan a España como la única gran economía del euro que logró expandirse el pasado mes. De hecho, el índice PMI de la zona euro se situó en julio en 48,6 puntos, lo que revela contracción y su peor lectura en ocho meses; punto y medio menos que en junio. Solo España se mantiene por encima del umbral de los 50 puntos, con Italia (48,9), Alemania (48,5) y Francia (46,6) registrando contracciones de la actividad que no se veían desde el final de la pandemia.

Impacto en el empleo

Esta situación llevará a un aumento del desempleo, según vaticina De la Rubia: «La segunda mitad del año ha tenido un mal comienzo para la zona euro. No se requieren dotes de adivinación para ver que el crecimiento del empleo se detendrá en los próximos meses dadas las perspectivas más sombrías para la economía», señaló.

Aún así reconoció que en España el sector servicios se mantiene en buena forma gracias fundamentalmente a que la inflación ya está en el entorno del 2% en nuestro país, lo que está manteniendo parte de la demanda. Asegura además que las elecciones generales del pasado 23 de julio no tuvieron ningún impacto notable en el sector servicios. Por su parte, las empresas encuestadas aseguraron que el aumento de salarios es el factor principal por el que siguen subiendo precios para compensar el incremento de costes.

En cambio, el informe revela que los costes empresariales se están reduciendo hasta niveles cercanos a los de antes del estallido de la guerra, pero la confianza empresarial cayó en julio al nivel más bajo desde marzo. Y eso que el sector está resistiendo «pese a los continuos esfuerzos del Banco Central Europeo (BCE) para desacelerar la economía mediante el endurecimiento de la política monetaria», señaló De la Rubia.

El turismo, sector clave

El sector servicios español representa aproximadamente la mitad de la producción económica del país y, dentro de este sector, el turismo es la pata fundamental sobre la que se está asentando el crecimiento económico en lo que va de año. El récord de llegadas de turistas extranjeros, que están gastando incluso más que antes de la pandemia, ha impulsado el crecimiento del PIB del primer y segundo trimestre (0,5% y 0,4% respectivamente, según datos del INE).

De hecho, otra encuesta PMI sobre la actividad de las fábricas españolas en julio publicada esta semana mostraba una contracción de este sector por quinto mes consecutivo. Por tanto, que el sector servicios comience a dar señales de ralentización ocasionaría una pérdida de PIB en la segunda parte del año mayor de la esperada.

Las previsiones del Gobierno es que la economía crezca este año un 2,1% después del 5,5% de 2022, aún así el mejor dato de las grandes economías de la zona euro. Más allá, organismos de la talla del Fondo Monetario Internacional (FMI) prevén que el PIB español crezca este año un 2,5%, casi el triple que la media de la eurozona.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios