Olivera trabajará para reequilibrar la ZEC

14/11/2018

El nuevo presidente del Consorcio de la Zona Especial Canaria tomó ayer posesión del cargo en un acto con muchas ausencias, como su antecesora Jimena Delgado o el presidente del Cabildo. Se comprometió a buscar los motivos del escoramiento hacia Tenerife y a «atajarlo». Planteó que pudiera haber peor coordinación en esta isla para atraer inversión

ETIQUETAS:

Las Palmas de Gran Canaria

El nuevo presidente de la Zona Especial Canaria (ZEC), el socialista Antonio Olivera, tomó ayer posesión de su cargo, un mes después de que su nombramiento fuera publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en un acto que tuvo lugar en la Delegación del Gobierno y en el que fue escasa la representación empresarial e institucional más allá de compañeros de su propio partido (PSOE)..

Olivera es el séptimo presidente del consorcio de la ZEC y el cuarto de la isla de Tenerife, cuyos representantes han presidido este potente instrumento fiscal durante 14 años de los 18 que lleva en funcionamiento. Su elección ha estado envuelta en la polémica por varios motivos, entre ellos, el escoramiento que viene sufriendo la ZEC desde el año 2012 hacia Tenerife y en perjuicio de Gran Canaria, apoyado por presidentes de la otra isla. Hasta 2012 hubo equilibrio pero en los últimos cinco años en Gran Canaria se autorizaron 361 frente a 489 en Tenerife. En 2018, hasta septiembre, se han autorizado 85: 34 en Las Palmas y 51 en Tenerife.

Olivera, consciente de la situación, indicó ayer que uno de sus objetivos es analizar las razones del desequilibrio de los últimos años para «atajarlo a tiempo». «Estamos cruzando los datos para ver si es consecuencia de la dinámica económica que impulsa actividades que pueden ser en la provincia de Santa Cruz de Tenerife más que en la de Las Palmas, lo que sería resultado normal del mercado, o si las instituciones que nos dedicamos a captación de inversión no están sabiéndose coordinar igual de bien en esta provincia que en la de Tenerife», dijo.

Según manifestó, su intención para revertir la situación y ganarse la confianza del empresario de esta isla es trabajar «con lealtad y colaboración». «Los encuentros con el sector empresarial de Las Palmas van a ser frecuentes», anunció.

En su intervención, destacó el «especial cariño» que tiene a la ZEC, en la que ya trabajó como jefe de gabinete durante la presidencia de Juan Alberto Martín, y abogó por «seguir con aquella etapa» por todo el trabajo que se hizo para sentar las bases de la ZEC actual y a pesar de que entonces se aplicaron fuertes recortes de personal. «Fue una situación extraordinaria y así hay que entenderlo pero, en el lado bueno, hay que entender que se sentaron las bases de la ZEC de hoy», manifestó Olivera. Preguntado sobre las críticas de plagio por un trabajo que realizó el pasado año sobre la ZEC indicó que «obedecían a intereses políticos». «Cuando uno entra en política está sujeto a esto. Me lo tomo con naturalidad», dijo Olivera, quien confió en ser valorado por su gestión.

Finalmente, destacó el potencial y utilidad de la ZEC para crear riqueza y empleo en Canarias.

La patronal estará «vigilante» para devolver peso a Gran Canaria

El presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), uno de los pocos representantes de Gran Canaria que acudió ayer a la toma de posesión de Olivera, advirtió ayer que la clase empresarial de esta isla «estará vigilante» para conseguir que se corrija el actual desequilibrio de la ZEC y que en los últimos tres años se ha traducido en que el 80% de la inversión y de los proyectos se haya ido para Tenerife mientras que Gran Canaria «ha perdido fuelle».

Manrique alabó las intenciones del nuevo presidente de la ZEC, que ha ya convocado una reunión para la próxima semana para intentar buscar soluciones, e hizo autocrítica. En su opinión, las administraciones y organizaciones empresariales tienen parte de culpa «al haber fallado» a la hora de comercializar la isla y «esto debe cambiar». «Tenemos más fortalezas y oportunidades que Tenerife para atraer empresas ZEC pero algo está fallando», dijo. Manrique criticó la falta de alternancia de la presidencia entre las dos islas capitalinas. De los 18 años de la ZEC, 14 han sido presididos por personas de Tenerife. «Es una norma que perjudica a esta isla», dijo.