La CNMC ya analiza la compra de Trasmediterránea por Armas

09/02/2018

El pasado lunes entraba en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) la notificación de la operación de concentración entre naviera Armas y Trasmediterránea. El organismo estudiará ahora la operación y decidirá su aprobación o rechazo. Es el último paso para que Armas se convierta en dueña de la naviera del grupo Acciona.

ETIQUETAS:

Tres meses después de que la naviera Armas y el grupo Acciona llegaron a un acuerdo porque la primera adquiría a la segunda su participación en Trasmediterránea, el expediente ha entrado en la CNMC.

Éste es el último paso que falta para validar una operación de concentración que requiere del visto bueno de la CNMC por las consecuencias que podría tener para la competencia, sobre todo en las rutas entre Canarias y Península. Como se recordará, Armas realiza actualmente la ruta Canarias-Huelva mientras que Trasmediterránea resultó adjudicataria de nuevo de la ruta entre las islas y Cádiz.

De dar el visto bueno la CNMC a la operación, Armas tendría el monopolio de las rutas con Canarias a través de las dos marcas, ya que la intención de la naviera canaria es mantenerlas.

La operación, que se formalizó en octubre tras más de un mes de negociaciones, supone el desembolso por parte de la naviera Armas de 260,4 millones de euros. A esta cifra hay que sumar además 127,3 millones de euros de deuda que tiene Trasmediterránea con otras sociedades del grupo Acciona y que, en virtud del acuerdo, asume Armas. Además, el precio podría aumentar en 16 millones en función de los beneficios de la compañía resultante de la operación. En total, el valor de la operación ronda los 450 millones.

De recibir la operación de concentración luz verde por parte de Competencia cinco millones de pasajeros y 1,2 millones de vehículos, además de 8 millones de metros lineales de carga.

En total tendrá 35 buques (de los que Armas aporta 14 y el resto Trasmediterránea) y operará en 42 rutas (32 de Trasmediterránea) entre Península, Baleares, Canarias y las ciudades del norte de África. La operación convertirá a Armas, una pequeña naviera fundada en la isla de Lanzarote hace 76 años, en un gigante europeo.