A CARA DESCUBIERTA

Trasme, Armas y el ‘Albaycín’

La noticia de la compra de Trasmediterránea por la naviera Armas ha llegado en el mejor de los momentos después de la penosa situación que vivieron la semana pasada 227 pasajeros que pretendían viajar de Cádiz a Canarias. Los pasajeros sufrieron cuatro días de retraso y según denunciaron muchos de ellos, un maltrato absoluto por parte de la compañía que solo decidió actuar cuando la noticia saltó a los medios y aquello no se podía contener más. Si no, es posible que aún siguieran los pasajeros tirados en Cádiz esperando una solución.

«La compra de Trasmediterránea por parte de Armas se produce tras la penosa situación vivida por 227 pasajeros del ‘Albaycín’, que sufrieron 4 días de retraso en Cádiz. Algo inconcebible»

La gestión de Trasmediterránea en este asunto ha sido realmente lamentable. En lugar de mandar a Cádiz a alguno de sus 20 barcos restantes que operan en el mediterráneo para trasladar a las islas a los pasajeros optó por no hacer nada hasta que reventó la situación. Bien que su situación económica no era tan solvente como para fletar un vuelo y solucionar el problema en 24 horas pero lo que no se puede permitir es un retraso de 4 días y, ojo, porque no le quedó otra.

Todo es especialmente grave porque, que a nadie se le olvide, la línea entre Canarias y la península está subvencionada. El Estado paga tres millones de euros en tres años a la naviera para cubrir este servicio.

También es lamentable que ninguna administración ni representante político canario haya dicho nada al respecto. Mucho hablar de la necesidad de mejorar la conectividad, de que hay que crear nuevas rutas... Bla, bla, bla y luego se deja a 227 pasajeros canarios tirados en un puerto durante cuatro días y nadie sale a la palestra a reclamar los derechos de los isleños. Increíble. Esperemos que la entrada de la naviera Armas en escena sirva para hacer limpieza en Trasmediterránea y mandar al desguace la chatarra, como el Albaycín, protagonista de esta historia. Nadie mejor que él sabe que los canarios viven a 3.000 kilómetros de la península. Algo que a algunos se les olvida.