Borrar
El spa y el jacuzzi, las joyas de la corona

El spa y el jacuzzi, las joyas de la corona

Darse un baño en el exterior con el agua a 32 grados de temperatura, mientras que fuera es invierno y apenas se llega a las dos cifras. Éste es uno de los mayores placeres del Parador.

Lucía Perdomo / Tejeda

Jueves, 1 de enero 1970

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El spa del Parador de Cruz de Tejeda ha sido siempre uno de los grandes atractivos para los huéspedes que buscan la tranquilidad y el relax durante su estancia. No obstante, el spa también ha conseguido ganarse un hueco entre clientes que, sin estar alojados en el parador, deciden escaparse un día hasta Tejeda y disfrutar al máximo de sus instalaciones.

En este sentido, con la reforma acometida, a causa del fuego que arrasó buena parte de las instalaciones, se ha aprovechado para realizar ciertas mejoras en la zona de aguas, haciéndola mucho más atractiva para los usuarios.

Así pues, en el spa se ha cambiado el pavimento y la piscina que sale hacia el exterior. Hasta ahora esa vista estaba acristalada para evitar peligros, no obstante, en esta renovación se ha optado por quitar la cristalera y crear una piscina infinity, pero en la que prima la seguridad gracias a un vallado exterior a diferente altura.

Como parte de las mejoras realizadas se ha instalado también en la zona de terraza un jacuzzi exterior, algo que hasta ahora solo era posible disfrutar dentro del propio spa. De esta manera, los usuarios pueden darse un baño a 32 grados de temperatura, sintiendo el calor del agua, pero en un paisaje invernal.

Entre los servicios que se prestan en el spa está el baño de burbujas, el baño turco, cabinas de tratamiento, ducha de sensaciones, ducha escocesa bitérmica, pediluvio, piscina de chorros e hidromasaje, sauna, tumbonas térmicas e, incluso, una zona de cardio para quién quiera realizar deporte durante su estancia en el Parador.

Entre los tratamientos específicos que se ofertan, en función de las necesidades de cada cliente, se puede encontrar: el ritual exfoliante de tierras lejanas, con una duración de 45 minutos; el royal jelly, de 60 minutos; uno de pura vitamina C, de 70 minutos; el de total hidratación, de una hora; la brisa del amanecer, con 45 minutos de duración; la luz serena, de 75; el masaje sueco y el masaje energético, cada uno de 55 minutos; la armonía zonal, de media hora; o el tratamiento del poder de la piedra, de 60 minutos.

Todos estos servicios específicos se pueden adquirir en la recepción del Parador de Cruz de Tejeda, donde los profesionales le ayudarán, si lo requiere, a elegir el que más se adapte a cada una de sus necesidades para que la relajación sea total.

Atractivo turístico

Abierto a todos. El Parador de Cruz de Tejeda dispone de sus instalaciones de tratamientos y de spa, no solo a los huéspedes alojados en el hotel, sino que también a todo aquel que desee disfrutar de las bondades del agua en Tejeda. En este sentido, los precios para el circuito básico del hotel es de 25 euros para los huéspedes y de 30 euros para los visitantes. No obstante, a menudo se oferta el acceso al spa dentro del precio de la reserva. Además, si se dispone de la tarjeta de Amigo Paradores se cuenta con una tarifa especial de entre 20 y 25 euroso.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios