Borrar
La Cruz de Tejeda renace con la reapertura de su Parador

La Cruz de Tejeda renace con la reapertura de su Parador

Después de que el 20 de septiembre de 2017 un incendio calcinara diez habitaciones, el spa y la zona de la terraza, el Parador de Cruz de Tejeda vuelve ya a acoger a sus huéspedes con total normalidad. Los clientes han celebrado esta vuelta a empezar, brindándole un 90% de ocupación hasta final de año

Eva del Río / Tejeda

Jueves, 1 de enero 1970

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Vuelta a la normalidad en el municipio de Tejeda, en la cumbre de Gran Canaria. La reapertura el pasado 17 de septiembre del Parador de Cruz de Tejeda puso el punto y final a una pesadilla que comenzó un año atrás, el 20 de septiembre de 2017, cuando un incendió arrasó a su paso con todo lo que encontraba, entre otros, el parador.

Ahora que el establecimiento ha reparado los daños causados y que el monte comienza a tornarse a verde, la vida vuelve a donde la habían dejado. Ha sido una pausa forzosa de la que resurgir con más fuerzas.

Tal y como reconoció Óscar López, presidente de Paradores, durante un acto celebrado con motivo de la vuelta a comenzar del alojamiento, «con la apertura del Parador de Tejeda recuperamos uno de nuestros establecimientos más queridos, desgraciadamente afectado por una terrible catástrofe. Con su reapertura, confiamos en que el turismo de la zona y la economía local vuelvan a vivir sus mejores momentos».

En este sentido, la actuación principal de las obras de rehabilitación acometidas en el alojamiento se ha centrado en las diez habitaciones de la planta baja, que fueron las más afectadas por el fuego, con una reforma integral: nueva redistribución de instalaciones, revestimientos, aparatos sanitarios, iluminación, carpintería interior y exterior. En cuanto a la decoración, se ha guardado la misma estética que tenía el parador antes del incendio.

Además, para devolver al Parador de Cruz de Tejeda su aspecto anterior al incendio, las otras actuaciones de la reforma han sido llevadas a cabo en el spa, donde se ha recuperado la totalidad de sus instalaciones, dotándolo de un nuevo jacuzzi exterior con vistas a la Caldera Volcánica de Tejeda y la reconstrucción completa del puente sobre la piscina. También se han ejecutado trabajos en la terraza del comedor, cinco habitaciones de la cuarta planta y el resto de instalaciones interiores y exteriores que se vieron afectadas como enfriadoras, el sistema de instalación de energía solar, climatización, saneamiento, etc.

Con esto, la Cruz de Tejeda vuelve poco a poco a recuperar su imagen de siempre, con turistas agolpados en el Parador, las terrazas aledañas abarrotadas de gente y los comerciantes de la zona, contentos. La reapertura es un soplo de aire fresco para esta zona de Gran Canaria que después de lo vivido, comienza ya a respirar aire puro.

Un alojamiento con el sello de Paradores

Historia.

El Parador de Cruz de Tejeda se abrió en el año 1946 y se mantuvo en activo hasta principios de este siglo. Tras varios años cerrado y fuera de la red de Paradores Nacionales, en el año 2009 se reabrió tras una reforma en profundidad, con un total de 43 habitaciones. El recinto tiene categoría de cuatro estrellas y una ocupación media que ronda el 75%.

Red nacional.

Paradores cumple su 90 aniversario este 2018 y lo celebra a lo largo de todo el año a través de eventos muy singulares como experiencias gastronómicas y exposiciones, pasando por la edición de varios libros conmemorativos o jornadas de puertas abiertas.

Concepto. Este tipo de turismo de Paradores es único en el mundo, ubicando a la mayor parte de sus establecimientos en lugares singulares, como edificios históricos, conventos o palacios y/o en espacios naturales excepcionales. En la actualidad, Paradores suma un total de 97 establecimientos entrenuestro país y Portugal.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios