El sector tabaquero canario, listo para cumplir la norma

16/05/2019

El lunes entra en vigor la trazabilidad del tabaco, que obliga a fabricantes, importadores, distribuidores y puntos de venta a tener controlado en todo momento el producto. La industria ha hecho inversiones millonarias.

El sector tabaquero de las islas llegará al próximo lunes, 20 de mayo, listo para afrontar la entrada en vigor de la nueva norma de trazabilidad que obliga a toda la cadena de valor -fabricantes, importadores, distribuidores y puntos de venta (incluidos los bazares)- a identificar y controlar los cigarrillos y tabaco de liar desde que su fabricación hasta el consumidor. Las nuevas exigencias dan cumplimiento a la Directiva 2014/40/UE y persiguen acabar con el comercio ilícito de tabaco.

Por lo que respecta a las cuatro fábricas de cigarrillos que operan en las islas (las únicas de toda España): Dos Santos, Landewyck, JTI y Tabsa y en las que también se produce para Philip Morris y BAT, han realizado inversiones millonarias en los últimos meses para adecuar los proceso productivos a las nuevas exigencias y poder seguir fabricando tras el 20 de mayo.

Las nuevas cajetillas y cartones de cigarrillos y paquetes de tabaco de liar llevarán marcado un identificador único (el código de trazabilidad) que ha obligado a las fábricas a comprar nuevas máquinas, nuevas precintadoras y equipos para grabar en el producto este código. A esto hay que sumar cambio de hardware y software para recoger la información y remitirla a la base de datos de las autoridades encargadas de controlar y hacer el seguimiento.

Las inversiones ascienden a varios millones de euros. Como ejemplo un botón: adaptar un solo lineal de producción ha requerido una inversión de en torno a 500.000 euros y hay fábricas con más de cinco lineales

Por lo que respecta a los puntos de venta -6.000 bazares y otros 1.000 controlados por cadenas de distribución-, el martes la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) abrió el registro en el que se deben dar de alta y que es obligatorio para poder seguir vendiendo cigarrillos y tabaco de liar. Una vez registrados se les asigna un identificador único a efectos de controlar la trazabilidad del tabaco. El Gobierno de Canarias publicó esta semana una norma en la que se detallan los pasos a seguir para darse de alta, así como en enlace del registro de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT). La guía la pueden consultar pinchando aquí, en cuanto al acceso al registro de la FNMT, podrán acceder aquí.

Aunque la norma entra en vigor el próximo lunes y los operadores se pueden dar de alta desde ya, va a existir un pequeño margen de entre dos a tres meses para hacerlo. La razón es que este es el tiempo estimado en el que saldrá al mercado el estocaje de cigarrillos y tabaco de liar producido antes de la entrada en vigor de la norma. Ese tabaco anterior y no sujeto a las exigencias de trazabilidad se podrá seguir vendiendo hasta el 20 de mayo de 2020.

Cuando este producto se agote y llegue a los bazares el tabaco nuevo y trazado o estos están registrados o no podrán seguir vendiendo. El viceconsejero de Industria, Gonzalo Piernavieja, está convencido de que todos los operadores cumplirán. «Fabricantes y distribuidores han hecho un gran esfuerzo por facilitar las herramientas al último eslabón de la cadena», asegura.

El Gobierno de Canarias también ha jugado un papel clave para llegar el próximo 20 de mayo con los deberes hechos, como le reconoce el propio sector. El control de la trazabilidad a los cigarrillos que se vendan en las 9.000 máquinas expendedoras que hay en las islas llegará el 1 de octubre. El 20 de mayo de 2024 será obligatorio trazar el resto de los productos del tabaco.