El declive turístico destruye casi 18.000 empleos en un trimestre

08/05/2019

La ocupación en las actividades turísticas cae un 6,5% en el archipiélago durante el primer trimestre. Es el primer retroceso laboral importante que sufre el destino canario desde 2014.

El retroceso turístico que vive Canarias ha provocado la destrucción de 17.735 puestos de trabajo en el conjunto del sector durante el primer trimestre de 2019 respecto al anterior, en la que supone la confirmación de la primera gran caída del empleo en el destino de los últimos cinco años.

El conjunto de las actividades turísticas en las islas sumaba en entre enero y marzo 254.761 ocupados, lo que representa un drástico descenso de un 6,5% respecto a los 272.496 que se contabilizaban en entre octubre y diciembre de 2018, según los datos de Turespaña extraídos de la Encuesta de Población Activa.

Este desplome supera con mucho, el habitual descenso que se produce a partir de enero en las islas. Sin ir más lejos, en el primer trimestre de 2018, bajaron en 7.198 los ocupados en el turismo (2,7% menos) respecto al trimestre anterior.

En este primer trimestre de 2019 había además 2.128 empleados menos en el turismo que en el mismo periodo del pasado año, lo que implica un descenso interanual de un 0,8% de los ocupados.

El empleo seguía creciendo en la hostelería, el transporte de pasajeros terrestre, marítimo y aéreo de pasajeros, o las agencias de viajes y operadores turísticos hasta el cuarto trimestre de 2018, cuando el conjunto de estas actividades turísticas ocupaba a 272.496 personas, es decir, un 3,2% más que un año antes.

Este es el primer retroceso importante que se produce en el destino canario desde el tercer trimestre de 2014, cuando los ocupados en el turismo bajaron también un 0,7%. Comenzó a partir de entonces un ciclo alcista en el empleo turístico que solo se vio interrumpido en el segundo trimestre de 2017, un pequeño bache en el que la caída del empleo turístico fue anecdótica, de un 0,1%.

En este primer trimestre de 2019 bajaron tanto los asalariados del sector turístico (se redujeron un 1,1%, hasta los 223.174 ocupados) como los autónomos (30.950 autoempleados, un 0,7% menos).

En el caso concreto de los hoteles, la actividad en la que menos empleo se está destruyendo, la ocupación y las pernoctaciones venían cayendo en Canarias desde el segundo trimestre del pasado año, aunque los ingresos siguieron aumentando unos meses más gracias al alza de los precios de las camas, negociados un año antes con los turoperadores. Y de ahí que el empleo siguiera creciendo en la media en la que lo hacía la facturación.

Pero la obligada bajada de tarifas de los hoteles de las islas para evitar la desbandada de turistas ante la recuperación de Turquía y Egipto ha provocado la caída de los ingresos por habitación disponible desde enero (-6,6% interanual en marzo), lo que a su vez ha llevado al recorte de personal eventual.

En el tercer mes del año, los hoteles daban trabajo a 47.509 personas, 982 menos que en diciembre (-2%).

Ayer también se supo que los apartamentos canarios perdieron un 5,4% de clientes en marzo respecto al mismo mes del pasado año, hasta quedarse por debajo de los 320.000 usuarios, según los datos publicados por el INE. Las 2,6 millones de pernoctaciones que sumaron los turistas en los alojamientos extrahoteleros significaron además un descenso de un 6,2%.

68.000 más. La caída del empleo turístico en Canarias contrasta con el aumento a nivel nacional. Los ocupados en actividades turísticas crecieron un 2,8% en el país durante el primer trimestre, hasta superar los 2,48 millones de trabajadores, 67.808 empleados más, según Turespaña.