Sueño real: Rubén firmó ayer hasta 2020

El delantero regresa a la UD Las Palmas tras rubricar un contrato que le vinculará por dos temporadas más una tercera opcional. El club hará oficial hoy su fichaje, será presentado el sábado y el domingo iniciará la pretemporada con el equipo

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA

El delantero isleño más feroz vuelve a casa. Rubén Castro, emblema del Betis y sinónimo de gol, firmó ayer el contrato que le mantendrá vinculado con la UD Las Palmas, equipo que le dio la oportunidad de ser profesional, para las próximas dos temporadas, más otra opcional, dependiendo del número de partidos que dispute y goles que anote.

El jugador grancanario estampó su firma con el club insular, tras rescindir su vinculación contractural con el Real Betis Balompié, que no contaba con sus servicios para su proyecto europeo. Y con su fichaje, quinto en lo que va de mercado veraniego, Las Palmas se garantiza pegada, hambre y respeto, pues el cartel y el currículum de Rubén Castro pueden hacer temblar a cualquier defensa de Segunda.

El club hará oficial la llegada del delantero a lo largo del día de hoy. Asimismo, mañana pasará reconocimiento médico en las instalaciones del Hospital Perpetuo Socorro y el sábado será presentado en el Estadio Gran Canaria para, cómo no, incorporarse el domingo a la concentración amarilla en el Hotel Don Grégory y empezar la pretemporada, tal y como confirmaron a este periódico fuentes del club.

Tras 14 años, las vidas del ariete de La Isleta y la Unión Deportiva se reencuentran con un objetivo lleno de ambición, que no es otro que la pelea por el ascenso a Primera División.

Era uno de los objetivos prioritarios

Su nombre estaba marcado en rojo en la lista de posibles refuerzos y, gracias a la insistencia del club, al fin, el sueño de contar con Rubén para el ataque en la categoría de plata se hizo realidad. Así pues, el atacante, ya con 37 años, volverá a Gran Canaria para, esta vez, perforar la red del recinto de Siete Palmas jugando como local. Y formará dupla con el argentino Sergio Araujo. Casi nada. Dinamita pura para Manolo Jiménez, artífice directo del resurgir del Chino en Grecia y que, como acostumbra en sus alineaciones, apostará la mayoría de las veces por juntar a dos delanteros. Además, cabe destacar que la llegada de Rubén, al que le corre el gol por la sangre, restará responsabilidades de cara a portería al ex de Boca Juniors, uno de sus principales quebraderos de cabeza antes de partir hacia el AEK de Atenas. Sin esa obligación, seguro, Araujo volverá a brillar con la casaca amarilla.

El deseo del futbolista, que debutó con el primer equipo de la Unión Deportiva en la temporada 2000-01 a las órdenes de Sergio Kresic en una visita a Málaga, ha sido fundamental para que Las Palmas ganase la partida a equipos de Primera como Levante o a recién descendidos como el propio Málaga.

La plantilla de Jiménez va cogiendo forma y , a falta aún de otros cinco refuerzos por llegar, el técnico dispone de un ataque de lujo para perseguir la meta de la vuelta a la élite. De momento, ya cuenta con dos obreros del gol que, al mismo tiempo, destilan calidad por los cuatro costados. Apunten a Rubén en todas las quinielas para ser el pichichi de Segunda. Disparará de amarillo.