Jonathan Viera. / cober

Jonathan Viera, contundente: «No tengo sed de venganza»

El capitán de la UD Las Palmas analiza el derbi canario de este sábado (21.00 horas) en el Estadio de Gran Canaria frente al CD Tenerife

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

Alto y claro. Jonathan Viera, capitán y buque insignia de la UD Las Palmas, rebaja tensiones luego de sucumbir en el playoff de ascenso a Primera División del curso pasado contra el CD Tenerife. Un choque de colosos, pero nada de revanchas. El futbolista amarillo, que salvo sorpresa mayúscula liderará las ofensivas del combinado grancanario, espera que se repitan los resultados de la Liga regular y no los de la promoción ante el eterno rival. La afición será clave y el Estadio de Gran Canaria presentará un lleno hasta la bandera.

Las Palmas, que empató sobre la bocina contra el Levante (1-1) gracias a un gol de Marc Cardona, espera reencontrarse con la victoria, tres cuatro jornadas consecutivas sin triunfo. «No hace falta motivar al grupo esta semana, a la gente tenemos que agradecerle el apoyo, antes, durante y después. Solo podemos ganar el partido para agradecer ese cariño», adelantó el mediapunta amarillo.

«Como capitán y la experiencia, lo único que puedo transmitir es que este partido se gana con tranquilidad, jugando como siempre jugamos. Las emociones en estos partidos juegan malas pasadas. Lo que nos pasó el año pasado, que salimos muy ansiosos, nos debe servir para aprender. Sabemos de la importancia del derbi, pero debemos hacer nuestro fútbol», continuó Jonathan Viera, que confesó estar muy «bien físicamente» de cara el choque de este sábado en el Gran Canaria.

«Tenemos claro que todos los equipos que vengan, vendrán a jugar de la misma manera. No creo que el Tenerife haya cambiado de la temporada pasada a esta. Saben que si vienen aquí a quitarnos la pelota pueden pasarlo mal. Intentarán ganarnos con sus armas, debemos tener paciencia. Si nos ponemos por delante en el marcador, tenemos mucho ganado», expuso sobre el fútbol que espera del rival.

«Los derbis siempre son especiales, da igual el número que hayas jugado. Ya no hay nada nuevo, es diferente, pero es especial. Imagínate en el primer equipo. Llevo muchas ganas aquí, pero veo esa ilusión de la gente», comentó el jugador de la UD.

«Estas son las semanas que me gustan a mí»

«Estas son las semanas que me gustan a mí, me vieron llegar el lunes al entrenamiento y mis compañeros me dijeron que ya tenía otra cara. Uno se hace futbolista para este tipo de partidos, para ver el estadio lleno y disfrutar de este ambiente. Disfruto mucho de los derbis. Quizás cuando dije que ya no disfrutaba mucho del fútbol la gente se escandalizó. No quería decir que ya no me gustase el fútbol. Yo vengo a entrenar todos los días con los chavales y soy feliz. Me refiero a que creo que el fútbol está yendo hacia otro sitio, como todo en la vida. Yo veo ahora el Mundial y fíjate que hay equipos que les ganan a las selecciones potentes. Antes esto era más vistoso y más alegre. Al ser ahora más táctico todo se está perdiendo esa vistosidad», dibujó el atacante amarillo con una sonrisa en el rostro.

«Da igual los partidos que haya jugado, del playoff también saqué cosas negativas sobre mí. Quizás tenía que haber ayudado al equipo de una manera. Tal vez mis palabras se malinterpretaron y supusieron más presión para nosotros», aseveró sobre la promoción de ascenso.

«Nosotros somos buenos cuando la pelota rueda, ahí es donde tenemos que hacer mucho hincapié. No debemos entrar en disputas, ni con el árbitro ni los rivales», relató el malabarista de La Feria. « No tengo sed de venganza, a mí me salió, en caliente, decir eso después del partido. No me arrepiento de lo que dije, no me gusta perder ningún encuentro», dejó claro.

«Pregúntale a Nuke si pega, a Álex Suárez o a Eric Curbelo. Hasta los delanteros. Este año pegamos todos, yo no pego porque no sé, seguramente cuando pegue acabe expulsado. Pero tenemos jugadores que saben ir a los choques, sabemos competir», aclaró sobre si el derbi se gana con más corazón que con fútbol.

«Hay que ganar para cambiar la dinámica, está claro que esto iba a pasar, no íbamos a ganar todo ni en marzo estaríamos en Primera. Los equipos te estudian, son buenos, son cosas que pasan. Nosotros tenemos una oportunidad buena el sábado para cambiar esta dinámica», dijo.

«Hay que jugar al fútbol, que cuando nos olvidamos del ambiente y de los árbitros, somos muy buenos. Se los he dicho a los chavales: que disfruten. Lo digo yo que cada vez me queda menos y que cada vez disfruto más de estos partidos porque ya no vuelven», confesó Viera en sala de prensa.

«Creo que si el equipo hubiese tenido efectividad arriba tendríamos siete u ocho puntos más. Contra el Burgos, Ibiza o Huesca merecimos más. Esto es fútbol y va de rachas. Nos debemos obsesionarnos con eso. Lo más difícil en este deporte es crear y nosotros creamos mucho», indicó Jony.

« Es normal que la situación te supere como pasó en el playoff. Los chavales tienen un año más de experiencia y se van a tomar este partido como debía haberlo hecho el año pasado», añadió el capitán de la UD.

«Ellos tienen buenos futbolistas, pero no sabría a quién fichar. Tenemos un gran equipo y hay compañeros que a veces no juegan, imagínate llegar aquí a venir a hacer de director deportivo», concluyó el grancanario.