Hacer del Gran Canaria un fortín

30/03/2019

Pepe Mel sabe de la importancia de hacerse grandes en su feudo y ante el Elche tan solo le valen los tres puntos. El calendario fuera de la isla es complicado y el recinto de Siete Palmas podría dictar sentencia.

kevin fontecha pérez las palmas de gran canaria

Pasan las jornadas y se van apurando las pocas opciones que le quedan a la UD para meterse en la pelea por los playoffs de ascenso. Pepe Mel lo sabe y quiere hacer del Gran Canaria un fortín. No se puede volver a fallar en casa. Hay que sacar músculo. Ganarlo todo.

En su debut como local, el técnico madrileño mordió el polvo con una derrota ante el Mallorca (1-2). Todavía escuece en el seno de Las Palmas, sobre todo por cómo se produjo. El primer tanto balear, que nunca debió subir al marcador por clamoroso fuera de juego, fue letal para los intereses amarillos. Ese fue el primer choque de Mel en el recinto de Siete Palmas y también fue el primer partido perdido de la Unión Deportiva en su feudo en lo que va de curso.

Mañana viene el Elche y el objetivo es claro. Los tres puntos no pueden escaparse de la isla. La plantilla es consciente de que en casa hay que mejorar las prestaciones obtenidas durante esta temporada, que tampoco son malas. Con seis triunfos, ocho empates y tan solo una derrota, la UD es un conjunto fiable en su domicilio. Eso sí, demasiadas tablas para un candidato a volver a la máxima categoría del fútbol español. Los amarillos de han dejado en el camino un total de 19 puntos en casa. Demasiados para las exigencias de la Segunda División.

El calendario que se viene, a priori, no debería ser sinónimo de utopía. Tras los ilicitanos, pisarán el recinto de Siete Palmas el Cádiz, Lugo, Córdoba, Rayo Majadahonda y Almería, por este orden. Tan solo ante los del Ramón de Carranza debería costar un poco más conseguir la victoria. Luego habrá que jugar y, cómo no, ganar, pero, por plantilla, la UD es superior a estos cinco equipos, incluido el Elche.

Es por ello que Pepe Mel ha transmitido a los suyos la importancia de ser letales en la isla. No se puede escapar ni un mísero punto. Ahí están las pocas opciones que le restan a Las Palmas para meterse en la pelea. De soñar, tiene que ser ganando todo en el Gran Canaria, puesto que las salidas que tiene el cuadro amarillo no son nada fáciles.

Y es que, a domicilio, la Unión Deportiva tendrá que batallar en Oviedo, Albacete, Tenerife, Osasuna y Numancia. Casi nada. La supervivencia pasa por casa y mañana ante el Elche hay que demostrarlo. No valen más excusas. Si Mel y los suyos quieren apurar y, cómo no, creer todavía en el ascenso, el último tren pasa por el Gran Canaria. Y los empates no van a servir de nada, por mucho que no se pierdan partidos. Hay que empezar a sumar de tres y la plantilla lo tiene claro. Vencer a los blanquiverdes y asaltar luego el campo del Oviedo podría suponer un paso de gigante. El entrenador madrileño tratará de conquistar la victoria mañana para seguir vivos.