El derbi como esperanza de vida

15/12/2018

El clásico canario llega plagado de urgencias para una UD que no sabe lo que es ganar desde el mes de octubre y que, sin duda, intentará que el choque ante el eterno rival sea un punto de inflexión para todo lo que está aún por venir

Llega el clásico del fútbol canario y lo hace en uno de los momentos más críticos para la UD en lo que va de curso. Sin saber lo que es una victoria desde el pasado 20 de octubre, cuando se venció por 3-0 al Numancia, todo lo que no sea dejar los tres puntos en Gran Canaria podría provocar un terremoto. Herrera solo ha sumado un punto de los nueve posibles en su segunda etapa de amarillo y, pese a que en la campaña del ascenso se batió dos veces con el Tenerife, aún no sabe lo que significa ganar al eterno rival. Y ojo, esa puede ser la clave del resurgir de la Unión Deportiva. Derrotar a los blanquiazules podría suponer un antes y un después. El factor anímico es un tesoro que quiere recuperar la escuadra grancanaria y la plantilla lo tiene claro. Durante la semana, varios han sido los mensajes de los jugadores reconociendo que no solo hay tres puntos y mucho orgullo en juego. Es más que eso.

Lo que está claro es que una victoria, sea como sea, da igual el camino o la belleza del juego, ayudaría a recuperar la confianza perdida en estos últimos meses. Eso sí, no lo tendrá fácil Las Palmas aunque el Tenerife tampoco esté para tirar cohetes y coquetee con la zona de descenso. Será una auténtica guerra futbolística y ganará, si las tablas lo permiten, el que mejor mueva sus cartas.

Herrera es consciente de la importancia capital de reencontrarse con el triunfo. Ha llovido ya desde finales de octubre y la posibilidad de ponerse a tiro de otra victoria del Cádiz, que pinchó en La Rosaleda, es un caramelo para la Unión Deportiva. Y, pese a que el ambiente esté algo enrarecido, y ni por asomo se vaya a llenar el Estadio Gran Canaria, los aficionados que se den cita en el recinto de Siete Palmas empujarán. Un derbi siempre es un derbi.

Asimismo, el técnico catalán agitará una vez más su alineación titular. Será la cuarta en la que no repita elegidos en sus cuatro partidos –con el de este domingo–. Con Raúl Fernández totalmente recuperado, el arquero vasco volverá a defender el arco local y pondrá el candado para tratar de dejar la portería a cero. Por delante tendrá cuatro guerreros que se dejarán el alma para ayudarlo. Todo hace indicar que Álvaro Lemos, tras su exhibición individual en Lugo, retrasará su posición y ocupará el puesto de lateral derecho, donde ha venido compitiendo todo el curso. El otro carril será para Dani Castellano. En el eje de la zaga sacarán músculo Juan Cala y el capitán, y veterano en estos duelos, David García. Por delante, Herrera podría recuperar a Javi Castellano para la contención. La duda está en ver quién será, si definitivamente elige al gemelo, su acompañante. Timor y Galarreta pugnarían por un hueco. Maikel Mesa tiene plaza garantizada. Su pasado en los filiales blanquiazules y las ganas que le tiene al Tenerife es aval suficiente. Y, con Rubén y Araujo como indiscutibles, la otra vacante es una lotería: Rafa Mir, Tana, Blum y Fidel completan un casting que solo puede tener un actor. Se supone que, tras la gran segunda mitad que ofreció el extremo onubense en tierras gallegas, debería ser Fidel quien busque la profundidad desde la banda.

Enfrente, un Tenerife que ha perdido en sus tres últimas salidas, aunque llega con una mejoría en el juego, según han afirmado sus propios futbolistas, pero sigue con la pólvora mojada y peleado con el gol. El plantel de Oltra no podrá contar con la participación de su máximo realizador, el onubense Naranjo, sancionado por acumulación de tarjetas, aunque recupera a Acosta y Jorge Sáenz, quienes se perdieron el choque de la semana pasada ante el Extremadura por ese mismo motivo. Además, Luis Milla, referencia en la medular, podrá estar a disposición, a pesar de las molestias en su rodilla que ha arrastrado durante la semana, mientras. Quien no estará es Luis Pérez, que está lesionado.

Con todo, el recinto de Siete Palmas acoge, tres años después, una fiesta del fútbol canario que podría acabar convirtiéndose en un nuevo funeral. La Unión Deportiva no puede permitirse otro golpe y el Tenerife no lo pondrá fácil. Ahora es el momento de que los futbolistas den un paso al frente y demuestren ese cartel de favoritos que se les puso antes de que iniciara la liga.

  • 1

    ¿Mantendría usted a David García en la plantilla de la UD Las Palmas una temporada más?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados