Desde Derby para ver el derbi

15/12/2018

Matt Rayns, aficionado pasional de la UD, aterrizó este viernes procedente de Inglaterra para estar en la grada del Gran Canaria y animar a su equipo, al que sigue «por donde haga falta»

ETIQUETAS:

Se llama Matt Rayns y ayer aterrizó en Gran Canaria procedente de la de la ciudad inglesa de Derby movido por una pasión: la UD Las Palmas. Rayns no quiere perderse el clásico de mañana frente al Tenerife y no ha dudado en plantarse en la isla, con su entrada ya asegurada, para dejarse la garganta animando a sus jugadores. «No hablo español, únicamente inglés. Pero a la hora de gritar los goles seguro que eso no importa mucho», ironiza. Su amor por los colores viene de hace unos años, cuando, por imperativo laboral, residió en San Fernando de Maspalomas. «Vine por trabajo y muy pronto me aficioné al equipo. Desde siempre me gustó el fútbol y soy fiel al Derby County, el equipo de mi ciudad. Pero la UD me enganchó por algo que no puedo explicar y ya llevo muchísimo tiempo siguiéndola en sus partidos dentro y fuera de casa y promoviendo en Gran Bretaña un grupo de simpatizantes al que hemos llamado UD Las Palmas UK Fan Zone, con mucha actividad y seguimiento en las redes sociales. Muchos de mis amigos allá ya son de la UD por mí y pienso seguir ganando fans para el club», apunta.

«No hablo español, pero a la hora de gritar goles, seguro que eso no importa»

Ya el verano pasado se dio el gustazo de vivir en primera persona las evoluciones de la plantilla durante su concentración en la localidad de Burton-on-Trent, muy cerca de Derby («conocí a los jugadores y fue algo muy excitante para mí»), y en la presente campaña se dio un salto a Palma de Mallorca para presenciarla visita del equipo. «Lo sigo por donde haga falta y no me cansaré nunca de hacerlo. En Primera estuve en Leganés o en el Bernabéu y siempre que puedo miro el calendario y me organizo el viaje. Me da igual la paliza de horas de avión o de coche. Lo importante es estar presente y apoyar. Llueva o haga sol. Se gane o se pierda. Haya buen juego o no», insiste.

Ayer, por gentileza del club, y con la especial sensibilidad mostrada por el director de Comunicación Larry Álvarez e Iván Santiago, responsable de visitas guiadas del departamento de marketing, Rayns pudo conocer los entresijos del estadio y se quedó «impactado» por el descubrimiento de rincones que no imaginaba. «La zona VIP con fotos históricas, los vestuarios, el tunel de salida, los banquillos... Me ha encantado todo. Cuando estás en tu asiento no piensas en la grandeza del estadio, en todo lo que hay que no está a la vista», incide.

«Quiero agradecer al club el gesto que han tenido conmigo facilitándome una visita inolvidable. Poder pisar el césped, situarme en el lugar de los jugadores... Para mí representa mucho esto porque, a miles de kilómetros de distancia, sigo el día a día de la UD, disfruto de sus victorias y sufro cuando las cosas no van como queremos», explica.

Inevitable preguntarle por lo que cree que sucederá mañana. Como no podía ser menos, es optimista «al cien por cien» y no duda de que todo tendrá final feliz.

«Tenemos una afición maravillosa y habrá un gran ambiente. Jugamos en casa y eso se tiene que notar como sea. No llegamos en nuestro mejor momento, es verdad, pero son partidos especiales y todos vamos a empujar desde la grada por los nuestros. Lo siento por el Tenerife, pero les toca perder este derbi», vaticina.

Matt Rayns prefiere no individualizar a la hora de dar un nombre que pueda decantar el partido porque, subraya, le gustan «todos los jugadores» que componen la plantilla: «Lo importante es ganar. No importa si alguno está mejor que otro. Por encima de todo, el equipo».