Rubén Castro, en el Gran Canaria con la UD ante el CD Tenerife. / JUAN CARLOS ALONSO

El dolor de cabeza de la UD: encontrar un 9

Luis Helguera busca un goleador que catapulte a Las Palmas a la pelea por el ascenso la campaña que viene. Desde Rubén Castro, falta la figura de un delantero letal

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

La asignatura pendiente de todos los veranos desde el adiós de Rubén Castro. La UD necesita un delantero centro que prometa goles y Luis Helguera peina el mercado en busca de ese killer que necesita García Pimienta para pelear con más certezas por el ascenso a la máxima categoría.

El invento de Jesé como referencia ofensiva, tanto con Mel como con Pimienta cuando le probó ahí, fue un absoluto fracaso. Rafa Mujica tampoco colmó las expectativas. Y Sadiku, aunque fue el más usado por el técnico catalán, no es santo de su devoción. El albanés, que se adapta a los parámetros económicos del club, tendría una oferta de renovación para seguir de amarillo.

Desde la marcha de Rubén Castro al Cartagena, donde el curso pasado llegó a los 20 goles, la UD se encuentra huérfana de un asesino del área. Iemello tampoco cuajó pese a los números en la Serie B, que invitaron a Las Palmas a hacerse con sus servicios.

El máximo goleador de la campaña 2021-22 de la UD fue Jonathan Viera, un mediapunta, con 14 tantos. Jesé metió once goles y Sadiku se quedó en cinco dianas. Si la Unión Deportiva quiere dar un salto de calidad necesita encontrar un ariete con una estadística que se acerque a la de Christian Stuani (22 goles), Borja Bastón (22), Stoichkov (21), Weissman (20), Rubén Castro (20) o Umar Sadiq (18). No hay más. En el club lo saben y trabajan para dar en el clavo.

Pese a los rumores que sitúan de nuevo al argentino Sergio Araujo en la órbita amarilla ( el futbolista quiere volver), la operación se antoja «imposible» porque «tiene contrato» con el AEK Atenas, como dejó bien claro Miguel Ángel Ramírez en sala de prensa semanas atrás.

En Cataluña también colocan a Marc Cardona en el radar de Luis Helguera. El futbolista coincidió en las inferiores del Barça con García Pimienta y el preparador amarillo habría dado el visto bueno a una posible llegada.

Eso sí, Cardona no es un nueve al uso ni un goleador que pueda promediar más de 10 goles por temporada. De hecho, su mejor año fue hace ya tiempo cuando, en 2016-17, con el Barça Athletic, metió 15 dianas. Luego, entre Osasuna, Eibar y Mallorca solo sumó siete. Y en la Eredivisie, con los Eagles, tan solo metió dos tantos en los 21 partidos que jugó el pasado curso.

Con todo. Las Palmas ahora mismo no tiene a ningún delantero en nómina, pues Jesé acaba contrato y apunta a que volará a otra parte; Mujica también y en el club no cuentan con él; y Sadiku será una incógnita ya que a Pimienta le gustaría explorar otras vías.

La tarea pendiente y el dolor de cabeza en la UD es encontrar un nueve que no se canse de besar la red con sus disparos. Se antoja complicado conseguir un crack por la economía de la entidad, pero Helguera quiere hacer magia y darle al míster un delantero de garantías.