Vitolo no se quiso perder el derbi del playoff de ascenso contra el Tenerife. / COBER

El interrogante de Vitolo: con cartel en Primera División, un salario prohibitivo y ganas de redimirse

El extremo tiene contrato con el Atlético de Madrid y una ficha inasumible; viene de un año casi en blanco y podría apurar sus opciones de seguir jugando en la élite

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

Un sueño casi imposible. Pero también lo era la vuelta de Jonathan Viera hace ya unos años y esta última campaña. En la UD Las Palmas hacen cuentas y l os números no le dan para el regreso de otro de sus hijos pródigos. A día de hoy es una utopía. Vitolo, que tiene contrato en vigor con el Atlético de Madrid hasta 2024, se dejó querer en la promoción de ascenso contra el Tenerife, acudiendo al Gran Canaria a animar con la camiseta amarilla puesta.

El extremo, que en 2017 ya jugó cedido en la Unión Deportiva previo fichaje del Atleti, tiene aún cartel en Primera División pese a un año prácticamente inédito en el Getafe debido a las lesiones y los infortunios.

El grancanario, que además tiene un salario prohibitivo (en torno a cinco millones por temporada) para muchos clubes de España, incluida Las Palmas, desea volver a brillar y sentir el fútbol en primera persona. Galopar, regatear y celebrar goles. En la UD, mientras, peinan el mercado.

Que Vitolo vuelva a volar por el recinto de Siete Palmas dependerá, en gran medida, de la voluntad que tenga y ponga para jugar en la UD , pues debería renunciar a sus altos emolumentos y bajar al barro en la categoría de plata del fútbol español. Verle con la camiseta amarilla en el palco contra el Tenerife, con sus dos hijos también equipados de arriba a abajo con la ropa de Las Palmas, se puede entender como una verdadera declaración de intenciones del propio futbolista de La Vega de San José.

Y que uno de sus mejores amigos, Jonathan Viera, sea el emblema del proyecto de la UD también puede tirarle en demasía para un posible regreso. Desde el club, en boca del propio presidente Miguel Ángel Ramírez, ven la operación muy complicada. Pero no le cierran la puerta.

«Es un caso de un jugador que tiene contrato también con su equipo y tendrá que decidir con su club dónde irse cedido. Creo que Vitolo es un jugador que tiene caché suficiente para poder ir a jugar a un equipo de Primera División. Si finalmente decidiera, o quisiese venir, a Las Palmas, desde luego tendríamos que estar muy agradecidos porque un jugador de su nivel quisiera venir aquí, pero hoy en día no hay nada», expuso el mandamás de la entidad insular días atrás.