Araujo, celebrando un gol con la UD en enero de 2021. / c7

La UD sondea el regreso de Araujo, pero si el AEK no le deja libre «las opciones son nulas»

El argentino tiene contrato hasta 2025 con el club griego y su posible regreso está sujeto a que no implique contraprestación alguna

IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

El regreso de Sergio Araujo a la UD ha cobrado fuerza en las últimas horas por varias informaciones que vinculan su futuro al nuevo proyecto del club grancanario, en el que militó durante siete campañas en dos etapas (2014-2018 y 2018-2021), si bien la operación presenta una complejidad capital: el AEK de Atenas, su equipo actual y con el que tiene contrato hasta 2025, no está dispuesto a dejarle libre. Y si el Chino no queda libre, las opciones de que vuelva a vestir de amarillo «son nulas», según fuentes de la entidad.

La UD ha manejado su nombre en la cartera de fichajes para el curso venidero considerando que Jesé podría irse y que Mujica no cuenta, lo que deja la delantera coja a expensas de si Sadiku renueva o no. Se necesitan refuerzos arriba pero, en ninún caso, hay economía para entrar en una puja por nadie y el AEK exige una compensación para dejarle marchar.

Araujo fue traspasado al conjunto heleno el verano pasado por una cifra cercana a al millón y medio de euros y ya antes, en 2017, había actuado a préstamo en el mismo destino. Menos de un año después de una marcha que parecía definitiva, el atacante argentino vuelve a ser vinculado al escudo con el que alcanzó su mejor rendimiento, alcanzado el punto culminante en 2015 cuando fue la figura del ascenso a Primera División anotando 24 goles.

El jugador mantiene casa en Gran Canaria por cuestiones familiares y ha sido visto en los últimos días en la isla disfrutando de días libres, estampa habitual por el vínculo que mantiene aquí.

Además, su relación con Miguel Ángel Ramírez es fluida, lo que abona la ilusión de volverle a juntar con Jonathan Viera. Pero su vínculo actual con el representativo de Atenas asoma como obstáculo insalvable. Al menos, de momento.