Análisis

Nadal prepara el asalto a Roma

El español aspira al undécimo título en la capital italiana y a una puesta a punto óptima para Roland Garros

ENRIC GARDINER

La derrota de Rafael Nadal en Madrid dejó el sabor amargo de haber sido pronto, en cuartos de final, pero también el optimismo de no haber recaído en alguna lesión y de haber dado un paso más en su preparación hacia el verdadero objetivo, París. «Sabíamos a lo que veníamos. Ha sido una derrota fácil de digerir», apuntó el balear tras la derrota ante Carlos Alcaraz.

Ahora toca avanzar en Roma, porque es la antesala de Roland Garros y porque defiende el título y los 1.000 puntos conquistados el año pasado ante Novak Djokovic. Su debut será este miércoles, contra el ganador del encuentro entre John Isner y Francisco Cerúndolo, en un Foro Itálico que conoce a la perfección porque, desde 2005, suma diez entorchados en él, incluidos tres en los últimos cuatro años. En su camino aparece Denis Shapovalov en octavos de final, Casper Ruud y Hubert Hurkacz en cuartos y Djokovic en semifinales. Sin Alcaraz, baja por fatiga, el serbio es el gran adversario en Roma y uno de los tres en activo, sin contar a Nadal, que saben lo que es ganar en estas pistas, junto a Andy Murray (2016) y Alexander Zverev (2018).

«He jugado en Madrid a mi mejor nivel de año», advirtió el número uno del mundo, que ya acumula dos semifinales en 2022 y está a la espera de un título que encauce la temporada más extraña de su carrera deportiva. El serbio no puede permitirse más tropiezos porque en el próximo mes pondrá sobre la mesa los galardones de Roland Garros y París, con los 4.000 puntos que ello supone.

Nadal cuenta con la tranquilidad de los tres títulos amasados en la primera parte del año y que, después de la semifinal de París, solo defiende 45 puntos el resto del año, debido a que dejó de competir en agosto por la dolencia del pie. Su margen de mejora es muy amplio.