Armando Sadiku, ante el Mirandés. / cober

Sadiku lucha contra la física para llegar al derbi: lo tiene negro, pero quiere jugar

El albanés tiene una lesión en los isquiotibiales y sabe que arriesgar le puede romper, pero va a apurar hasta el final

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

Lo tiene complicado, por no decir imposible, Armando Sadiku para llegar a la batalla final del derbi canario. A falta de un día para jugar la vuelta en el Estadio de Gran Canaria, el delantero está descartado por una lesión en los isquiotibiales.

No obstante, el punta quiere estar y va a forzar al máximo su cuerpo para entrar en la convocatoria y poder jugar. «Tuvo una pequeña molestia en el entrenamiento de ayer. Intentó llegar, pero habría sido forzar mucho. Veremos cómo evoluciona de aquí al sábado», dijo García Pimienta en sala de prensa tras caer en Tenerife.

El albanés, guerrero donde los haya, sabe que lo tiene crudo y que jugar podría terminar de romperle, pero a él le da igual. Quiere arriesgar aun sabiendo que la lesión que tiene es complicada de tratar si va a más.