El Rocasa busca agrandar su leyenda

12/05/2019

El conjunto teldense afronta la vuelta de la final europea (12.00 horas, Televisión Canaria) en el Rita Hernández con una renta de 7 goles tras ganar en Polonia al Pogon Szczecin. Carlos Herrera podrá disponer de toda la plantilla para la final

El Rocasa Gran Canaria comenzó a levantar el título la semana pasada cuando se impuso en Polonia por 23-30. Solo la suficiencia del que se cree ganador antes de tiempo, una maldición bíblica o un virus inesperado podría evitar que el conjunto de Las Remudas consiguiese este mediodía su segundo entorchado europeo tras el conquistado en 2016 ante el Kastamonu B. Genclik SK turco, y después de caer precisamente en la final la temporada pasada ante otro equipo polaco.

Es, ante lo inesperado, por lo que impera la prudencia y aún no se descorcha el champán en el vestuario del Rocasa, inmerso también en la conquista de la Liga Guerreras Iberdrola con su particular y eterna lucha con el Super Amara Bera Bera. Es precisamente el calendario el peor enemigo del equipo de Carlos Herrera, que dosifica sus fuerzas para firmar un doblete que sería histórico para el deporte canario. Pero lo primero es lo primero, y hoy toca presumir del primer título de la temporada con Europa mirando a Telde.

Ilusión

El argumentario demostrado en Szczecin la pasada semana no deja lugar a las dudas. La exhibición coral, el excelente trabajo en equipo por encima de individualidades, borró al Pogon de la pista del Netto Arena, por lo que de repetir rendimiento, el representativo canario ya tiene el título en el bolsillo. Y es que, por encima del mecano bien engrasado por Carlos Herrera, las chicas llegan al momento crucial de la temporada con la ilusión en máximos históricos y sin inconvenientes que lamentar en la enfermería.

El Rocasa busca agrandar su leyenda

«La renta que tenemos es muy importante, pero tenemos que seguir peleando. Al igual que nosotras hicimos un gran partido allí, ellas pueden hacerlo aquí», afirma el técnico grancanario, que rebaja la euforia previa por el resultado de la ida. «Es un equipo muy bueno, tienen dos laterales que lanzan muy bien, con dos extremos que presionan mucho. Si tenemos actitud en defensa todo irá más rodado», señala Carlos Herrera en la previa del partido.

Nombres en mayúscula

Y es que al reto de conseguir dos títulos, hay sumar la motivación extra de retos personales pendientes. Como el de Lisandra Lussón, ausente en la final de la temporada pasada por enfermedad, o el de Sayna Mbengue, joven prodigio, presente y futuro de la selección, el de las veteranas María González, Tiddara Trojaola, Melania Falcón y Silvia Navarro, presentes siempre en el brillante palmarés del equipo de Las Remudas, que hoy quieren engordar con otro título.

Caso aparte es el de la portera internacional. Por experiencia y genes, su figura se agiganta en partidos como este en las que a otras les temblaría el pulso. Y es que, a pesar de la solvencia defensiva y la efectividad en ataque demostrada en la cancha polaca, Silvia volvió a ser la mejor entre las mejores ante el Pogon. Siempre por delante en el marcador salvo cuando empataron a 5 goles en la primera parte, Navarro se multiplicó en los peores momentos del Rocasa Gran Canaria en terreno hostil. El Pogon Szczecin activó un intento de reacción tras el descanso, pero seis paradones consecutivos de la portera del Rocasa dejó en fuegos de artificio el órdago que planteó el anfitrión en el arranque de la segunda parte. Y hoy, entendiendo que las polacas, más fuertes físicamente, llevarán el partido al límite desde el principio para meterse en la final, habrá que mirar de nuevo a Silvia Navarro. Estamos tranquilos, siempre es una garantía.

También estará la grada para empujar en momentos de flaqueza. Se espera un ambiente festivo en el Rita Hernández para una final que vuelve a situar a Gran Canaria, y a Las Remudas en particular, en el concierto de la élite europea. Hoy el Rocasa Gran Canaria puede seguir agrandando su leyenda.