Salvó y Jaiteh pugnan por un balón en el partido de la primera vuelta en el Arena. / efe

El mejor escenario posible para certificar el dominio en Europa

El Gran Canaria visita este martes (19.30 horas, DAZN) a la histórica y potente Virtus Bolonia de Sergio Scariolo, en una cita que puede sellar su primera plaza en el grupo B de forma matemática

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria.

Vuelta a la EuroCup después del subidón de un derbi apoteósico en el Arena. Tras superar al Lenovo Tenerife por 89-77 en la última jornada de la Liga Endesa, el Club Baloncesto Gran Canaria, líder del grupo B en el torneo continental con un balance de 12 triunfos y cuatro derrotas, cambia el chip para afrontar la penúltima fecha de la fase regular, en una cita que puede suponer que el combinado claretiano certifique la primera posición de forma matemática de cara a las eliminatorias a partido único en la cancha del mejor clasificado.

Para cerrar a lo grande esta primera etapa en la EuroCup, el equipo de Porfi Fisac, quien no podrá disponer del director de juego canadiense Kenny Chery -debutó en el compromiso contra la escuadra aurinegra- al concretarse su fichaje para suplir al lesionado de larga duración Chris Kramer fuera del plazo para inscribir jugadores, tiene que imponerse a la histórica y potente Virtus Segafredo Bolonia que dirige el seleccionador de España Sergio Scariolo y que cuenta con una pléyade de talento este martes, a partir de las 19.30 horas (DAZN), en el recinto Virtus Segafredo Arena.

Un triunfo sellaría el pase como gran dominador del grupo B esta misma jornada -quedaría un último partido frente al Reyer Venecia italiano en el fortín de Siete Palmas la próxima semana-, pero, en caso de derrota en Italia, la otra opción sería que el Valencia Basket, segundo con un balance de 11 victorias y cinco derrotas, no fuera capaz de ganar tampoco este miércoles en la cancha del Cedevita Olimpija Ljubljana esloveno.

La Virtus Segafredo Bolonia, que agitó el mercado hace algunas fechas tras pescar al exterior italiano Daniel Hackett y al interior georgiano Tornike Shengelia en el CSKA Moscú tras decidir ambos abandonar el cuadro ruso por la invasión a Ucrania, ocupa la quinta plaza con un balance de nueve triunfos y siete tropiezos.

En el choque de la primera vuelta disputado en el Gran Canaria Arena, el cuadro amarillo se impuso por un contundente 100-80, con 17 puntos de Dylan Ennis, 16 de AJ Slaughter y 14 de John Shurna y Chris Kramer.