Aramis alza los brazos tras imponerse a Alejandro Torres. / cober servicios audiovisuales

Aramis Torres reaparece a lo grande y con un triunfo incontestable

Lleno en el Juan Beltrán Sierra para arropar al púgil grancanario, que rindió a la altura de las expectativas y se postula para un futuro lleno de desafíos

IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

Aramis Torres volvió por todo lo alto al ring, luego de tres años sin competir, y brindó a la afición que abarrotó el pabellón Juan Beltrán Sierra de Cruz de Piedra un triunfo incontestable a los puntos, y tras cuatro asaltos, ante el tinerfeño Alejandro Torres. La decisión unánime de los jueces acreditó la victoria merecida del púgil grancanario en esta pelea del peso mosca que puso la guinda a un cartel en el que la cantera, con los cruces clasificatorios para el Provincial de Las Palmas, tuvo gran protagonismo.

Más de veinte peleas, con representación masiva de los gimnasios convocados, engalanaron una jornada en la que el éxito organizativo y la calidad de los protagonistas tuvo el deseado refrendo del público, con localidades agotadas y un estricto cumplimiento de las medidas sanitarias para coronar un día de júbilo para el boxeo canario.

Entre los presentes, autoridades deportivas como Aridany Romero, concejal de Deportes del ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Palenque, leyenda del cuadrilátero y que sigue, camino de los noventa años, en activo como entrenador, o Boro Domínguez, el inolvidable Caballero del Ring, campeón de España en la década de los cincuenta y que no se quiso perder el espectáculo.

La promotora JMA Plus Premier Boxing Canarias, organizadora del evento, cumplió con nota y justificó el apoyo de patrocinadores e instituciones, con el Instituto Municipal de Deportes al frente.

Satisfacción del protagonista

Con todo, Aramis concitó todos los focos con su presencia estelar. De menos a más, terminó imponiendo su dominio y la imagen por todos esperada de verle alzar los brazos supuso el momento culminante. El protagonista, feliz por sus prestaciones, no podía disimular la emoción y satisfacción a la conclusión del combate: «Todo salió como esperaba e, incluso, pienso que me quedó por dar más, pues me sentí muy cómodo y con energías a medida que pasaba el tiempo».

«En el último asalto -continuó- se vio al Aramis que quería. Hice todo lo que me pidió mi entrenador, supe administrar las fuerzas y, en general, y de principio a fin, pienso que demostré que estoy de vuelta con garantías para ir a por todo«.

Aramis admite que ha dado «un primer paso importante» y ahora aguarda novedades en su calendario particular, con opciones de volver a tener presencia en una velada en mayo.

No quiso olvidar su reconocimiento al público: «Fue impresionante sentir el calor de la gente, el apoyo que me dieron al igual que a los chicos amateurs. Para mí resultó muy emocionante ver el ambiente que había en el pabellón. Esto da sentido a nuestro trabajo y va a permitir a la gente del boxeo seguir organizando eventos y dar salida a todos los boxeadores que tenemos aquí«.