Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. / Rodrigo Jiménez (Efe)

Real Madrid y Barça se oponen al acuerdo entre LaLiga y CVC

Los dos grandes del fútbol español consideran que la duración del pacto supone una hipoteca demasiado grande y que menoscaba su patrimonio

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

El astronómico acuerdo alcanzado por LaLiga con el fondo de inversión norteamericano CVC que inyectará 2.700 millones de euros al fútbol español ha sido acogido con júbilo por la mayor parte de los clubes, ávidos de ese maná de dinero que aliviará sus delicadísimas tesorerías y les permitirá paliar la sangría provocada por la pandemia del coronavirus, pero no suscita unanimidad. Real Madrid y Barcelona recelan del pacto, del que los blancos se enteraron por la prensa. El enfado es de tal calibre que la entidad de Chamartín se plantea denunciar a las dos partes por apropiación indebida de patrimonio, según avanza 'El Independiente'.

Los dos pesos pesados de la competición, enemigos irreconciliables sobre el campo pero aliados en cuestiones económicas desde que se quedasen junto a la Juventus como valedores supervivientes del abortado proyecto de la Superliga, consideran que la duración del convenio, 40 años, representa una hipoteca demasiado extensa, pese a que a corto plazo ofrece atractivos beneficios para sus intereses y los del conjunto del fútbol español al permitirles acometer importantes inversiones en infraestructuras (partida a la que va asignado el 70% del monto total), sanear las deudas motivadas por la pandemia (15%) y elevar el nivel de sus plantillas (15%).

Unos frutos que llevaron a que la Comisión Delegada de LaLiga ratificase el miércoles por unanimidad ese trato que valora la competición española en 24.250 millones de euros, si bien para su entrada en vigor deberá ser validado el 12 de agosto por la Asamblea de los clubes, cuyo visto bueno, en vista del aplauso generalizado que ha recibido, se da por descontado ya que solo precisa el 'sí' de dos terceras partes de los 42 equipos de Primera y Segunda.

Pero pese a que Barcelona y Real Madrid recibirían unos 270 y 261 millones de euros, respectivamente, que serían determinantes para que los azulgranas se aseguren la continuidad de Leo Messi y puedan inscribir también a los otros cuatro fichajes que han realizado este verano, mientras que a los blancos les ayudarían en su ofensiva por Kylian Mbappé, ambos muestran serias discrepancias respecto a un acuerdo que, en palabras de Javier Tebas, presidente de LaLiga, «va a revolucionar el modelo de gestión de los clubes de fútbol y va a hacer mucho más atractiva y excitante la competición».

Guerra Tebas-Florentino

A Real Madrid y Barcelona no le han gustado ni el fondo ni las formas. Estiman que se trata de pan para hoy y hambre para mañana. El dinero impactaría en sus cuentas a corto plazo, sí, pero entienden que a medio y largo plazo perderán dinero y, sobre todo los blancos, dudan de la legalidad del convenio que concede a CVC un 10% del capital de la nueva sociedad a la que LaLiga aportará todos sus negocios, filiales y 'joint ventures'. También el Athletic, otro club que no es Sociedad Anónima Deportiva, alberga serias dudas sobre el proyecto.

La voz cantante entre los opositores la lleva el Real Madrid, que este jueves por la tarde ha emitido un duro comunicado contra el pacto. «Este acuerdo se hizo sin contar con la participación del Real Madrid y sin su conocimiento y LaLiga ha permitido por primera vez en el día de hoy que tengamos un acceso limitado a los términos del acuerdo», comienza la nota de la entidad presidida por Florentino Pérez, que recuerda que «los clubes tienen cedidos los derechos audiovisuales exclusivamente para su comercialización en régimen de competencia y por un plazo de tres años», aduciendo en este sentido que el acuerdo, «usando una estructura engañosa, expropia a los clubes el 10,95% de sus derechos audiovisuales durante 50 años y en contra de la ley».

Argumenta el Real Madrid que «la negociación se ha hecho sin un proceso competitivo y las condiciones económicas pactadas con el fondo CVC le dan unas rentabilidades de más del 20% anual». Arremete además contra el que califica como un «fondo oportunista» que «intentó sin éxito acuerdos similares con las ligas italiana y alemana». «El Real Madrid no puede apoyar una operación que regala a unos inversores el futuro de 42 clubes de Primera y Segunda División y el futuro de los clubes que se clasificaran durante estos 50 años», prosigue el comunicado del Real Madrid, que anuncia que «convocará la asamblea de socios compromisarios para debatir sobre el acuerdo y sobre las importantes pérdidas patrimoniales sin precedentes en nuestros 119 años de historia».

Aunque la patronal de los clubes profesionales ha subrayado que las competencias deportivas, de organización y, sobre todo, de los derechos audiovisuales, se mantendrán «intactas» en sus manos pese a su alianza con CVC, que lleva años invirtiendo en competiciones de otros deportes como rugby, tenis, Moto GP o Formula 1, los clubes díscolos no aceptan que el fondo de inversión norteamericano pueda acceder a su patrimonio por el 10% que se llevará por los nuevos contratos publicitarios o televisivos y, en cualquier caso, asumen que sus socios debería dar la aquiescencia al acuerdo para que sea legal.

LaLiga ha reaccionado a la posible demanda del Real Madrid confirmando el blindaje jurídico de su vínculo con CVC. «Los servicios jurídicos de LaLiga confirman el máximo cumplimiento del ordenamiento jurídico en todas las dimensiones del proyecto LaLiga Impulso, que ha contado con el asesoramiento de Uría Menéndez por parte de LaLiga y Latham & Watkins por parte de CVC», señala el organismo que encabeza Tebas en una nota en la que afirma no estar preocupada por un eventual recurso del Real Madrid, al que atribuye «una reacción previsible dada la trayectoria de dicho club de oponerse de manera frontal y demandar cualquier proyecto estratégico que suponga un avance y un impulso de la competición y sus clubes». Recuerda en este sentido que «LaLiga acumula 51 actuaciones jurídicas por parte del Real Madrid, de las cuales la mayoría han sido ganadas» por la patronal.