El presidente de LaLiga, Javier Tebas. / reuters

LaLiga vende un 10% de su negocio al fondo CVC por 2.700 millones

La transacción, que no implicará la pérdida en la gestión de los derechos audiovisuales, valora la sociedad en 24.250 millones de euros

Clara Alba
CLARA ALBA Madrid

Respiro financiero para el fútbol español. El fondo de capital riesgo CVC inyectará 2.700 millones de euros en LaLiga a cambio de hacerse con un 10% de su negocio a través de la creación de una nueva sociedad a la que LaLiga aportará todos sus negocios, filiales y 'joint ventures'. A primera hora de esta tarde, la Comisión Delegada de LaLiga ratificaba por unanimidad la que se denominará LaLigaImpulso y este visto bueno tendrá que ser ratificado en la Asamblea de clubes convocada el próximo 12 de agosto.

La patronal de los clubes profesionales ha querido dejar claro que pese a la entrada del fondo en su capital, las competencias deportivas, de organización y, sobre todo, de los derechos audiovisuales, se mantendrán «intactas» en sus manos.

Es decir, el fondo será recibido como un socio inversor que, al menos de momento, no interferirá en la gestión de Javier Tebas. Ni tampoco en las negociaciones ni acuerdos con los operadores. A cambio, el fondo sí percibirá un porcentaje de los ingresos que genere esa comercialización.

El acuerdo valora toda la actividad de LaLiga en 24.250 millones de euros. Una valoración que, según indican desde la sociedad, ha sido superior a la que se ha barajado en otros proyectos de características similares.

En un comunicado para anunciar la operación, la institución presidida por Tebas indica que el proyecto «reconoce el liderazgo como una de las competiciones deportivas más destacadas a nivel mundial, así como su potencial de crecimiento a través de la una mayor presencia digital enfocada en la interacción directa con los fans, la inversión en marca y proyecto deportivo y la internacionalización, en un esfuerzo coordinado entre LaLiga y los clubes».

En el mejor momento

El acuerdo llega, además, en un momento especialmente convulso para el sector en términos financieros. Las restricciones por el coronavirus han supuesto un duro golpe ante la ausencia de público en los campos de fútbol en el último año.

De hecho, el pasado mes de junio LaLiga cifraba en unos 733 millones de euros las pérdidas de los equipos profesionales en el ejercicio 2020-2021. La caída de ingresos fue del 30% hasta los 3.545 millones, frente al récord de la temporada anterior cuando se superaron los 5.000 millones. Un desplome del negocio, especialmente de la venta en taquilla, que entre otras cosas fue determinante para el lanzamiento por parte de algunos clubes europeos (Real Madrid y FC Barcelona, entre otros), de intentar poner en marcha la Superliga.

En este punto, CVC podría tener guardado un as en la manga. Aunque en LaLiga no se pronuncian sobre el detalle del acuerdo, la operación es similar a la que el fondo llevó a cabo en 2020 en la Serie A italiana, por unos 1.600 millones de euros y que finalmente no se materializó. Aquel acuerdo contemplaba una cláusula de salida por si finalmente la Superliga salía adelante.

Aire para los clubes

Desde LaLiga insisten en que la transacción está basada en «un acuerdo estratégico integrador, equitativo y democrático, que no solo blinda la viabilidad económica de todos los Clubes del fútbol español, sino que les abre un nuevo presente y futuro al permitirles avanzar en su desarrollo y transformación». Y es que si hay una cosa clara, es que los clubes españoles necesitan recursos para transformarse ante una nueva era en la que sus ingresos tradicionales ya no serán suficientes para mantenerse a flote.

Según detallan, un 90% de los 2.700 millones euros que aportará CVC irán directamente destinados a los Clubes, incluyendo también fútbol femenino, semi-profesional y no profesional de la mano de la Real Federación Española de Fútbol y en el Consejo Superior de Deportes (con más de 100 millones de euros).

El objetivo del acuerdo es impulsar un nuevo modelo que permita mejorar los ingresos y los modelos de comercialización «acelerando su transformación digital, pasando del actual modelo mono-producto, basado casi exclusivamente en el partido y en la venta de los derechos audiovisuales, a un modelo multi-producto, de relación directa con el aficionado, basado en tecnología y en capacidades digitales y analíticas».

Para la puesta en marcha de este plan estratégico los Clubes asumen además un compromiso de destinar la inversión al impulso de su propio Plan de Desarrollo acordado con LaLiga, que les permitá destinar hasta el 70% de los recursos a inversiones vinculadas a infraestructura, desarrollo internacional, desarrollo de marca y producto, estrategia de comunicación, plan de innovación y tecnología y plan de plan de desarrollo de contenidos en plataformas digitales y redes sociales, pudiendo disponder de hasta un 15% adicional para la inscripción de jugadores y el otro 15% para deuda financiera.

La idea es que la operación se desarrolle a través de préstamos participativos con un vencimiento a 40 años y un interés al 0%, algo básico para cumplir con las reglas financieras de la UEFA.

En palabras de Javier Tebas, este acuerdo con CVC revolucionará el modelo de gestión de los clubes. «Habrá mejores instalaciones, mejores jugadores y mejor experiencia de aficionado en todo lo relacionado con su club. Y todo ello soportado por un modelo de competición que será más digital, más enfocada en la generación y análisis de datos y más internacional. Estamos poniendo las bases para convertir a LaLiga en la competición de fútbol más atractiva del mundo y una empresa global de entretenimiento digital sin precedentes», asegura en un comunicado.