Borrar
Kylian Mbappé, durante la rueda de prensa que ofreció este martes. Franck Fife (Afp)
Mbappé, «liberado» por llegar al Real Madrid, ajusta cuentas con Al-Khelaïfi

Mbappé, «liberado» por llegar al Real Madrid, ajusta cuentas con Al-Khelaïfi

El atacante francés afirma que no habría vuelto a pisar el terreno de juego con la camiseta del PSG de no ser por Luis Enrique y por Luis Campos

Óscar Bellot

Madrid

Martes, 4 de junio 2024, 17:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Kylian Mbappé ya siente, piensa y habla como jugador del Real Madrid. Un día después de que se anunciase su fichaje por el club de Chamartín, el prodigio de Bondy tomó la palabra en la concentración de la selección francesa para expresar su orgullo por recalar en el quince veces campeón de Europa y ajustar cuentas con Nasser Al-Khelaïfi. «Me hicieron entender que no jugaría en el PSG, me lo dijeron a la cara, me hablaron con violencia. Luis Enrique y Luis Campos me salvaron. Sin ellos no habría vuelto a pisar el terreno de juego», afirmó el atacante en relación a las presiones que recibió después de trasladarle el pasado verano al presidente del PSG su negativa a ejecutar el año adicional que contemplaba su contrato y negarse a discutir una renovación que perseguía el dirigente catarí a toda costa.

El campeón del mundo con Francia en 2018 se declaró «muy feliz, liberado, aliviado y extremadamente orgulloso» por formar parte del Real Madrid, el equipo con el que siempre soñó. «Quiero darles las gracias. Estoy muy emocionado con la idea de ir a este gran club, el mejor del mundo», comenzó su intervención antes de apuntar los cañones contra Al-Khelaïfi, aunque sin citar directamente al que fue su jefe a lo largo de siete temporadas. «Sería un poco cabrón venir a escupir y decir que fui infeliz en el PSG, pero hubo cosas que me hicieron infeliz», dijo el astro, «humilde» ante la perspectiva de jugar en el Real Madrid y plenamente satisfecho del paso que ha dado. «Todo el mundo ha oído la noticia: es oficial, voy a ser jugador del Real Madrid durante al menos las próximas cinco temporadas. Es un inmenso placer, un sueño hecho realidad. Es muy emocionante», incidió una vez clausurada a nivel de clubes la que ha sido la campaña más complicada de su carrera.

Al-Khelaïfi llegó a apartarle en pretemporada, pero la intervención de Luis Enrique amansó las aguas y le devolvió al grupo, un gesto que no olvida Mbappé. «Creo que afronté esta temporada con otra ambición, con otras exigencias, porque siempre pensé que no iba a jugar. En cuanto jugué, ya fue una temporada de éxito. Aunque he tenido temporadas mejores, esta ha sido la más difícil de jugar y estoy orgulloso. Técnicamente puede que no haya sido tan buena, pero cuando veo por lo que he tenido que pasar, me siento feliz y creo que es la mejor temporada de mi carrera», expresó el crack, autor de 44 goles y 10 asistencias en el último curso.

Nada más confirmarse su fichaje por el Real Madrid, el delantero recibía una cascada de mensajes a través de las redes sociales procedentes de quienes serán sus nuevos compañeros y también de antiguas leyendas del club de Chamartín. «No he podido verlo todo, pero sí que he visto a Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Iker Casillas, a mis futuros compañeros y a antiguos compañeros. Ha sido un verdadero placer. Gracias y espero estar a la altura», reseñó el '10' de la selección francesa en una comparecencia en la que trató de conjugar la felicidad que le genera su nuevo destino con la necesidad de mantener el foco puesto en la Eurocopa de Alemania.

Afán de revancha

«Es un gran día para mí. Pero tengo que volver a cosas más racionales. Tengo responsabilidades como capitán del equipo francés y eso ha eclipsado a la selección. Sé que no es justo para los periodistas, ni para ustedes, pero solo responderé a preguntas sobre la selección. Quiero proteger a mi equipo porque nos espera un gran verano y hace mucho tiempo que no ganamos una Eurocopa», argumentó Mbappé en un intento de atajar el torrente de preguntas sobre el fichaje más sonado del siglo.

«Siempre he querido brillar con 'les bleus'. Siempre he intentado hacerlo lo mejor posible, y no voy a tener más ganas ni menos porque esté en mi punto álgido. Siempre he tenido ese orgullo, esa ambición de darlo todo y dejar mi huella en el fútbol francés», acotó una estrella que sabe ya lo que es ganar un Mundial, tras lograrlo hace seis años en Rusia, y también una Liga de Naciones, algo que consiguió tras imponerse a España en la final disputada en San Siro en octubre de 2021 con un polémico gol, pero que no pasó de octavos en su primera Eurocopa, lo que le lleva a encarar el desafío en Alemania con mayor hambre si cabe.

«Me llevé una bofetada en la cara en la Eurocopa. Esa es la gran mancha negra en mi currículum internacional», reconoció Mbappé, que acude al torneo con espíritu reivindicativo y afán de revancha. «En los Mundiales ya he demostrado mis cualidades, pero en la Eurocopa tengo todo por demostrar», dijo la gran estrella de una selección que lleva 24 años sin ganar el torneo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios