Borrar
Jornada 24

Casemiro conecta al Real Madrid a la pelea por la Liga

Un gol de cabeza del mediocentro, el cuarto que factura así en lo que va de campeonato, socorre al equipo de Zidane en otro partido gris

Óscar Bellot

Madrid

Viernes, 19 de febrero 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Con su enfermería al borde del colapso, el Real Madrid visita Pucela para medirse a un Valladolid que llega al partido en situación límite tras acumular una racha de seis jornadas sin ganar que mantiene al equipo de Sergio González en zona de descenso y le ha puesto la soga al cuello al técnico. A cinco días de reencontrarse con la Champions, lo que en condiciones ideales podría haber sido para los blancos un chequeo de su salud deportiva de cara a la crucial cita con el Atalanta se ha convertido en un intento en toda regla de evitar el fallo multiorgánico al que se enfrentarían de perder nuevos miembros vitales sobre el césped de Zorrilla.

Porque tras salvar la vida en la Liga remontándole al Huesca un choque canalla al que acudió sin ocho integrantes de la plantilla y coger oxígeno con dos triunfos aseados frente a Getafe y Valencia pese a seguir con lo puesto, el Real Madrid añadió este viernes el rutilante nombre de Benzema al extensísimo parte médico que viene desangrándole desde hace semanas. «No va a estar con nosotros en Valladolid porque tiene una molestia. Surgió ayer y ya veremos cómo evoluciona para la semana que viene», apuntó Zinedine Zidane, confirmando que el concurso del lionés en Bérgamo está en el aire por el enésimo contratiempo sufrido en una temporada cruenta como pocas en lo que a lesiones se refiere.

La del '9', único cañonero fiable en el Real Madrid desde la fuga de Cristiano Ronaldo, se suma a las ausencias de Sergio Ramos, Carvajal, Marcelo, Odriozola, Militao, Valverde, Rodrygo y Hazard. Un rosario de naipes abatidos en combate que obligará a Zidane a fajarse con solo trece componentes del primer equipo en la lista y un batallón de canteranos para barajar relevos. «Queremos evitar que haya más lesiones, pero lamentablemente hay muchos factores y últimamente no podemos tener a nuestros jugadores en nuestro mejor nivel y hay muchos lesionados», asume con resignación el marsellés, que se limita a coser el once con las escasas agujas de que dispone pero que, de ganar en Zorrilla, firmaría su segunda mejor serie de victorias consecutivas en lo que va de Liga, tras las cinco que encadenó en diciembre.

Las tres que suma ahora, unidas a los dos tropiezos que ha sufrido el Atlético en las dos últimas semanas, han dado aliento al discurso de quienes, como Zidane, esgrimen que el pescado aún no está vendido. «Hay 45 puntos en juego y vamos a seguir a lo nuestro, sin pensar en otro equipo», repitió el técnico, que describió como «fundamental» el pleito con el Valladolid y aseguró que es el único duelo que preocupa, por el momento, a sus pupilos. «Nos equivocamos si pensamos ya en el miércoles y no creo que los jugadores piensen en eso», sostuvo antes de facilitar una convocatoria con seis 'mirlos': el portero Altube, los defensas Víctor Chust y Miguel Gutiérrez, los centrocampistas Sergio Arribas y Antonio Blanco y el delantero Hugo Duro.

Foco para Mariano

La baja de Benzema concederá una oportunidad a Mariano, que apenas ha disfrutado de cuatro titularidades este curso. Solo ha marcado un tanto, ante el Villarreal en la décima jornada, y desde su regreso a Chamartín ha dejado escapar más de un tren, pese a que en su descargo hay que decir que nunca ha gozado de la confianza que necesita todo delantero. En las alas del tridente repetirán Asensio y Vinicius, autor de la diana que le dio al Real Madrid una trabajada victoria sobre el cuadro blanquivioleta en la primera vuelta. Lucas Vázquez se mantendrá como lateral derecho, posición en la que contabiliza ya más encuentros esta temporada que en su demarcación natural de extremo. El de Curtis vale lo mismo para un roto que para un descosido.

Enfrente estará un Valladolid también diezmado. Sergio González, que se convertirá en el tercer entrenador en alcanzar el centenar de partidos al mando de la escuadra blanquivioleta tras el recientemente fallecido Vicente Cantatore y Pepe Moré, tiene en la enfermería a Kiko Olivas, Marcos André, Carnero, Hervías, El Yamiq y Javi Sánchez. Tampoco podrá contar con Olaza, sancionado, pero recupera a Joaquín, San Emeterio, Alcaraz y Óscar Plano. El preparador catalán solo ha sido capaz de arrancar un empate en sus ocho duelos en el banquillo con el Real Madrid, pero no pierde la esperanza de dar la sorpresa. «No es el partido señalado para lograr la victoria, pero no sabes cuándo se puede lograr», indicó.

Hace unas semanas, Zinedine Zidane reclamó

Precisamente así pudo aprovechar la oportunidad de oro que le había entregado el Levante con su

Valladolid

Masip, Janko (Jota, min. 61), Luis Pérez, Joaquín, Bruno, Nacho, Alcaraz (San Emeterio, min. 83), Roque Mesa (Weissman, min. 72), Orellana, Kike Pérez (Óscar Plano, min. 83) y Guardiola (Kenan Kodro, min. 72).

0

-

1

Real Madrid

Courtois, Lucas Vázquez, Varane, Nacho, Mendy, Casemiro, Modric, Kroos, Asensio (Isco, min. 66), Vinicius (Arribas, min. 66) y Mariano (Hugo Duro, min. 66).

  • Gol: 0-1: min. 65, Casemiro.

  • Árbitro: Cuadra Fernández (Comité Balear). Amonestó a Alcaraz, Lucas Vázquez, Nacho, Orellana, Arribas y Óscar Plano.

  • Incidencias: Partido de la jornada 24 de Liga, disputado en el José Zorrilla a puerta cerrada.

Comenzó mandón el Real Madrid, pero le salió respondón el Valladolid, que tuvo la primera ocasión del encuentro. Probó Orellana la resistencia de los guantes de Courtois y el rechace le cayó a Janko, que obligó a una gran parada del arquero para evitar que los locales se adelantasen. Poco después sería Alcaraz el que examinaría al belga, que volvió a superar con nota la reválida.

Derivó así un duelo entre dos equipos largos, con espacio para correr. El Real Madrid buscaba desequilibrar explotando la capacidad de desborde por las bandas de Vinicius y Asensio, aunque con escasa amenaza por dentro más allá de un cabezazo desviado de Casemiro tras una falta botada por Kroos.

Echaba en falta la capacidad asociativa de Benzema el equipo de Zidane, fiado a un punta menos móvil como Mariano. Al ariete catalán le pierde la precipitación, expuesta en dos goles suyos bien anulados por fuera de juego. Saber aguantar el momento justo para arrancar también es una destreza exigible al delantero. Por segunda vez en lo que va de campaña, el vigente campeón de Liga se fue al descanso sin rematar ni una vez entre los tres palos. El anterior fue en Pamplona. Esta vez no tenía ni la excusa de la nieve para un balance tan magro.

El poderío aéreo de Casemiro fue la única noticia en ataque el Real Madrid en la primera parte y provocó el primer chispazo también en la segunda, con otro testarazo desviado tras un córner lanzado por Kroos.

El Valladolid, por el contrario, no necesitaba esforzarse para crear oportunidades. Porque si encontraba apuros, ahí estaba el Madrid para socorrerle.

El panorama invitó a Sergio González a ser aún más gallardo. Para entonces el bloque de Zidane había perdido el gobierno del choque. Suficiente para que el marsellés interviniese. Pero justo antes de que el técnico efectuase el triple cambio que tenía preparado, el balón parado salió en auxilio de sus aturullado batallón. Dos conexiones de Kroos con la cabeza de Casemiro no habían dado el fruto apetecido. Tres fallidas ya hubiesen sido demasiadas.

Ya con Isco, Arribas y Hugo Duro, debutante este último con el primer equipo tras acumular ocho goles en doce partidos con el Castilla, el Real Madrid se dedicó a intentar elevar su escasa renta. Estuvo cerca de conseguirlo Arribas, tras un centro raso y tenso de Mendy que el canterano no alcanzó por un pelo. Pugnó el Valladolid hasta el final por el empate. Sin premio. Porque el Madrid, como la temporada anterior en Zorrilla y esta misma en el Di Stéfano, le torció el brazo por la mínima.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios