Eden Hazard, durante el partido de ida ante el Chelsea. / EP

Semifinales | Vuelta

Eden regresa a su jardín

Zidane confía en que Hazard sea en la vuelta de semifinales de la Champions ante el Chelsea ese futbolista que deslumbró a Europa desde Stamford Bridge

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOT Madrid

Después de casi dos años de incesante calvario por ese cúmulo de lesiones que le han convertido en carne de memes por parte de los aficionados más despiadados, Eden Hazard regresa al jardín en el que fue feliz. El partido de vuelta de semifinales de la Liga de Campeones que medirá este miércoles al Real Madrid con el Chelsea está marcado por el retorno del belga a Stamford Bridge, escenario que empleó para deslumbrar a Europa durante siete campañas en las que se erigió en uno de los grandes referentes de la Premier League gracias a su endiablada verticalidad y unos registros técnicos a la altura solo de unos pocos escogidos.

Reclutado en el verano de 2012 a cambio de unos 40 millones de euros para el Lille, club que le formó desde categoría infantil y con el que protagonizó un ascenso meteórico que le llevó a ser con apenas 20 años la indiscutible estrella del doblete Liga-Copa amarrado por los 'mastines' en la temporada 2010-11, el joven que mamó fútbol desde la cuna –su padre jugó en la Segunda División belga y su madre todavía daba patadas en Primera cuando ya le albergaba en el vientre- refrendó vestido con la casaca 'blue' todas y cada una de las condiciones que provocaron el asombro de técnicos y compañeros mientras quemaba etapas a velocidad de vértigo.

El conjunto del norte de Londres venía de levantar la Champions bajo la égida de Roberto Di Matteo, tras imponerse al Bayern en una final disputada en el Allianz Arena muniqués que se resolvió en la tanda de penaltis con un lanzamiento decisivo de Didier Drogba, autor también del tanto que había permitido a los 'blues' nivelar un enfrenamiento en el que la escuadra bávara se había puesto por delante gracias a una diana de Thomas Müller ya en la recta final. Fue la primera y, por el momento, única 'orejona' del club que en junio de 2003 había pasado a manos del magnate ruso Román Abramóvich.

Junto a Hazard aterrizaron aquel verano hombres como el brasileño Oscar, el alemán de origen serbobosnio Marko Marin o el español César Azpilicueta, hoy capitán de los 'blues'. También se hicieron con los servicios de su hermano Thorgan, que nunca llegó a debutar con el primer equipo del Chelsea y actualmente forma parte del Borussia Dortmund. El objetivo, además de defender el cetro continental, era reconquistar la Premier.

El impacto del crack de La Louvière fue inmediato. Marcó trece goles en su primera campaña y dejó su sello con numerosos 'highlights'. Una constante en sus siete cursos en Stamford Bridge, periodo que cerró con 110 goles y 92 asistencias en 352 partidos que sirvieron para que el Chelsea abrochase dos títulos de la Premier, una FA Cup, una Copa de la Liga y dos Europa Leagues. A su formidable talento unió un físico de hierro. Solo se perdió 21 partidos por lesión mientras vistió la elástica 'blue', siendo el contratiempo más destacado la fractura del tobillo derecho que sufrió entrenando con Bélgica y de la que fue operado en junio de 2017, cuando se le colocó una placa de titanio.

Túnel

Por entonces ya se le vinculaba con el Real Madrid. La voz de alerta la había dado muchos años antes Zinedine Zidane. El marsellés, por entonces embajador del Real Madrid, vaticinó en abril de 2010 que Hazard, que aún militaba en el Lille, sería «el crack del futuro».

Hazard soñaba desde niño con triunfar de blanco. Había crecido con la determinación de emular algún día en el Santiago Bernabéu las gestas de su ídolo, ese mismo Zidane que tan buenas cosas decía ahora de él. Y por fin se le abrió la puerta en 2019. El Real Madrid abonó más de 100 millones de euros –la cifra exacta sigue siendo objeto de debate, después de que una investigación en Bélgica asegurase que el verdadero montante de la operación ascendió a 160 millones- y le presentó con la pompa digna de los 'galácticos' de otros tiempos.

Parecía el típico cuento con final feliz. Pero el desenlace se truncó. El belga llegó fuera de forma a la pretemporada y su estreno en partido oficial se retrasó hasta el 14 de septiembre de 2019, cuando disputó media hora frente al Levante tras relevar a Casemiro. Cuando empezaba a coger velocidad de crucero, una entrada de Thomas Meunier durante el Real Madrid-PSG de la fase de grupos de la Champions le frenó en seco.

Desde entonces, Hazard ha sido un lesionado recurrente. Se ha perdido 59 de los 98 partidos disputados por el Real Madrid tras su fichaje, acumulando la friolera de 359 días en el dique seco. Solo ha marcado cuatro goles y entregado siete asistencias. Unas cifras que palidecen frente a las que registró con el Chelsea. Ahora, tras protagonizar su undécima reaparición contra el Betis, disputar unos minutos en la ida de semifinales de la Champions y ofrecer signos alentadores con su rendimiento como titular frente a Osasuna, Zidane espera que por fin sea el arma que le permita asaltar la que un día fue su pradera y catapultar a los blancos a la final de Estambul.

Marcelo, durante el partido de Liga que midió al Real Madrid con Osasuna. / EP

Marcelo y Valverde se suman a la causa de Zidane

Buenas noticias para Zinedine Zidane de cara al partido de vuelta de semifinales de la Liga de Campeones contra el Chelsea. El técnico del Real Madrid podrá contar con Marcelo y Fede Valverde, cuyo concurso estaba en duda, para encarar al conjunto de Thomas Tuchel.

El lateral brasileño estaba citado como suplente en una mesa para las elecciones a la Asamblea de Madrid en el colegio situado el Liceo Europeo de La Moraleja (Alcobendas). Cumpliendo con sus obligaciones, se presentó a la hora señalada y se encontró con que el vocal titular no había acudido, lo que le habría obligado a quedarse, sin poder tomar el avión que puso rumbo a Londres este martes a las 10:30 horas. Sin embargo, de acuerdo con LaSexta, una mujer mayor que ejercía como segunda suplente se ofreció para suplirle, por lo que el futbolista pudo formar finalmente de la expedición blanca.

A bordo de la aeronave estaba también Fede Valverde, que tras perderse los cinco últimos partidos tras estar en contacto con un positivo por coronavirus y dar finalmente positivo él también, obtuvo el segundo negativo 'in extremis', por lo que Zidane podrá contar con sus servicios en Stamford Bridge.

En la lista de 23 futbolistas citados aparecen asimismo Sergio Ramos y Ferland Mendy, que regresan de lesión -el capitán también estuvo de baja por coronavirus- y apuntan incluso al once. En la convocatoria figuran cuatro 'mirlos' del Castilla: el portero Diego Altube, el lateral zurdo Miguel Gutiérrez y los centrocampistas Antonio Blanco y Sergio Arribas.