Memphis, en una acción ante Vertonghen. / Nacho Doce (Reuters)

Grupo E | Jornada 5

El Barça se mete en un lío

Los culés no pudieron pasar del empate ante el Benfica y se la jugarán en la última jornada ante el Bayern en Alemania

DANIEL PANERO MADRID

El Barça tiene un problema serio. El conjunto que dirige Xavi Hernández se tendrá que jugar la clasificación para los octavos de final en el peor sitio posible, en el Allianz Arena contra el Bayern de Múnich. Los culés no pudieron pasar del empate sin goles ante el Benfica en un partido en el que fueron superiores a lo largo de todo el choque pero en el que una vez más la falta de pegada terminó por frustrar a la parroquia blaugrana.

La guinda. Eso es lo que le faltó poner al Barça a un partido en el que ya se pudieron ver las primeras pinceladas del nuevo proyecto. El equipo blaugrana entró al terreno de juego sabedor de que tres puntos ante el Benfica certificaban el pase a octavos de final y que el camino más recto era lanzarse desde el minuto uno a por el primer gol del partido. Xavi ensayó un 3-4-3 en el que Jordi Alba pasó a ser uno más en la medular y el sistema funcionó. Los culés dominaron en los primeros 45 minutos y pudieron adelantarse en el marcador si Jordi Alba o Demir, que incluso estrelló un balón en la madera, hubieran sido capaces de batir a Vlachodimos.

El Barça fue superior a lo largo y ancho del césped del Camp Nou pero dos despistes, de esos que hacían torcer el gesto a Ronald Koeman, pudieron acabar en tragedia. Yaremchuk metió el miedo en el cuerpo al Camp Nou con un cabezazo que salvó Ter Stegen y Nicolás Otamendi marcó el que probablemente es el mejor gol de su carrera pero fue anulado por el colegiado Sergei Karasev. El intercambio de golpes fue estéril, pero los de Xavi se habían demostrado a sí mismos que eran capaces de mandar ante un rival que le había sacado los colores hace menos de dos meses.

0 Barcelona

Ter Stegen, Araujo (Eric García, min. 86), Piqué, Lenglet (Dest, min. 86), Jordi Alba, Busquets, Frenkie de Jong, Nico, Gavi, Memphis y Demir (Dembélé, min. 66).

0 Benfica

Vlachodimos, Almeida, Otamendi, Vertonghen, Gilberto, Weigl, Joao Mário (Taarabt, min.59), Grimaldo (Seferovic, min. 81), Rafa Silva (Lázaro, min. 70), Yaremchuk (Darwin Núñez, min. 59) y Everton (Pizzi, min. 70).

  • Árbitro: Sergei Karasev (Rusia). Amonestó a Grimaldo, Joao Mário, Piqué, Vlachodimos y Taarabt.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada del grupo E la Liga de Campeones, disputado en el Camp Nou ante 74.418 espectadores.

Tras la reanudación, el Barça acusó el esfuerzo físico realizado en la primera mitad. Nico y Frenkie de Jong ya no llegaban tan rápido a los balones divididos y Demir no era tan incisivo por el costado diestro. Xavi se vio obligado a mover ficha con la entrada de Ousmane Dembélé, un jugador diferente a todos los que estaban sobre el terreno de juego. La irrupción del galo fue un soplo de aire fresco y en los tres primeros balones que cogió rompió con la monotonía culé y levantó a todo el Camp Nou.

Fue el inicio de un calvario para la defensa del Benfica. El Barça volcó el juego sobre la banda de Dembélé y la tensión fue 'in crescendo' a medida que el final del encuentro iba llegando y los deberes seguían sin hacerse. Ronald Araujo hizo explotar al Camp Nou pero Karasev anuló el tanto por fuera de juego, mientras que el propio Dembélé y Gerard Piqué no encontraron la portería defendida por Vlachodimos. El Barça perdonó y el castigo pudo ser aún mayor si Seferovic no hubiera perdonado un gol cantado en el minuto 92. Los de Xavi dependen de sí mismos para pasar de ronda pero deberán ganar al Bayern en Alemania. Si no lo hacen, tendrán que esperar al resultado del Benfica ante el Dinamo de Kiev.