Los jugadores del Real Madrid celebran el golde Hazard. / AFP

Octavos

Isco y Hazard rescatan al Madrid en una prórroga polémica

El equipo de Ancelotti firmó una reacción heroica cuando lo vio todo perdido y en inferioridad por la expulsión de Marcelo y el Elche protesta por la anulación de un gol a Fidel en el último suspiro

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKO Madrid

El Real Madrid ofreció en Elche una lección de lo que siempre ha sido. Se le debe criticar por intentar ganar con el mínimo esfuerzo y ser un equipo plano durante muchos minutos, pero es elogiable su capacidad de reacción, su grandeza, cuando se ve contra las cuerdas. Ocurrió que marcó el Elche de rebote en el tiempo extra tras una falta en la que además los merengues se quedaron en inferioridad por la discutible expulsión de Marcelo, pero la remontada en el tramo final de la prórroga fue épica. No reapareció Gareth Bale, ya que quizá el partido era muy exigente para el galés, pero Isco y Eden Hazard salieron al rescate.

Protagonismo para jugadores denostados por buena parte del madridismo, el malagueño por una actitud indolente, muy poco profesional, y el belga porque sigue siendo una sombra de lo que fue y Florentino Pérez aceptaría gustoso traspasarle. Hubo más polémica por un gol anulado al final a Fidel por una supuesta falta previa de Verdú sobre Lucas Vázquez, pero la realidad es que el Madrid sale reforzado incluso de un partido en el que pudo salir escaldado de la Copa, un torneo que no gana desde 2014. Primero recibió una cura de humildad y luego impartió una clase de grandeza.

1 Elche

Werner, Palacios, John (Verdú, min. 87), Diego González, Mojica, Josan (Morente, min. 66), Raúl Guti, Gumbau, Fidel, Carrillo (Friaza,min. 95) y Lucas Pérez (Pere Milla, min. 79).

2 Real Madrid

Lunin, Lucas Vázquez, Nacho, Alaba, Marcelo, Valverde (Modric, min. 72), Camavinga (Casemiro, min. 72), Kroos (Ceballos, min. 91), Rodrygo (Hazard, min. 91), Jovic (Isco, min. 79) y Vinicius (Mendy, min. 117).

  • Goles: 1-0: min. 103, Verdú. 1-1: min. 108, Isco. 1-2: min. 115, Hazard.

  • Árbitro: Figueroa Vázquez (Comité Andaluz): Expulsó a Marcelo (min. 102) y por doble amarilla a Pere Milla (min. 120). Mostró amarilla a Kroos, Casemiro, Pere Milla y Alaba.

  • Incidencias: Partido de octavos de final de la Copa del Rey, disputado en el Martínez Valero ante 23.528 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Paco Gento.

Frente a un Elche plagado de ausencias, incluida la de su técnico Francisco, con covid, Ancelotti realizó seis cambios. Modificaciones en todas las líneas, pero un once muy reconocible. Conocidas ya las destacadas ausencias de Courtois y Benzema, lo más reseñable fueron los descansos a Casemiro y Modric, alistados mediada la segunda mitad. Sí actuó Kroos, ya que Carletto es inteligente y sabe que comparecer a un duelo sin los tres titularísimos del que considera mejor centro del campo del mundo supone asumir un riesgo excesivo. Más aún en eliminatorias a partido único, con trampas en un camino sin retorno.

Salió adormilado el líder destacado de la Liga y sufrió ante un adversario más intenso y motivado. A los diez minutos, Guido Carrillo desperdició la ocasión más clara que se recuerda en los últimos tiempos. Balón cruzado que se comió Marcelo, siempre mejor en ataque que en defensa, pase de la muerte de Josan y remate del argentino al travesaño cuando estaba a un metro de la portería vacía. El balón era tenso, igual el exariete del Leganés no la vio venir, pero era más complicado fallar ese gol que meterlo. Es más, si es un defensa el que intenta despejar, las probabilidades de autogol serían muy altas. Tan impensable era no anotar que hasta Lunin ya estaba pidiendo explicaciones a sus defensores.

Bale sigue a la espera

Se imponía el equipo ilicitano en las disputas, por las bandas generaba gran incertidumbre entre los merengues y Lucas Pérez y Carrillo eran dos incordios. En el medio, Guti, Gumbau y Fidel se imponían por músculo y ganas. De forma paulatina, empero, el equipo de Ancelotti se adueñó del balón y comenzó a gobernar la situación, sin generar tampoco grandes ocasiones. Si el arquitecto Toni Kroos disfrutaba de tiempo y espacio para sacar la escuadra, el cartabón y dibujar pases milimétricos, y si Marcelo y Vinicius podían penetrar por la izquierda, el Elche padecía.

El Madrid estuvo más atento tras la reanudación. No padeció en la zaga, pero insistió en el error de jugar con Jovic como si fuera Benzema, cuando el serbio es un rematador y el francés es el mejor delantero del mundo asociándose con los centrocampistas. Apenas ocurrían cosas en el Martínez Valero y el técnico italiano recurrió para el tramo final a Casemiro y Modric, el sostén y la magia. Luego, Isco en vez de Jovic para jugar de falso '9' y tratar de hacer de Karim, aunque las comparaciones son odiosas. Hazard y Bale seguían esperando.

El belga entró para iniciar la prórroga, igual que Ceballos. Se creció el Elche. La primera ocasión en el tiempo extra la tuvo Gumbau en un golpe franco que desvió Lunin. Más problemas para el Madrid. Expulsión de Marcelo por un supuesto derribo a Morente, que se quedaba solo No fue una jugada muy clara pero no dudó Figueroa y no le corrigió el VAR. Tras el saque de falta, marcó el Elche. Primero Gonzalo Verdú lanzó contra la barrera pero su posterior disparo lo desvió Ceballos. Al Madrid le quedaba la heroica. Jamás hay que darle por muerto. Es el club más ganador de la historia. El Elche murió en la orilla. Se asustó al verse ya en cuartos.