Las jugadoras y el entrenador del Rocasa Gran Canaria celebran un gol durante el partido de ida. / EFE

Confianza máxima en un Rocasa Gran Canaria sin bajas para ampliar su vitrina

La expedición teldense pondrá rumbo a Málaga este viernes y solo queda la duda de qué jugadoras del filial se quedan en casa para pelear por la fase de ascenso

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Las Palmas de Gran Canaria

En el corazón del Rocasa Gran Canaria ya cuentan las horas para confirmar la machada. La confianza es máxima luego de tumbar al Costa del Sol Málaga en la isla (21-17) y tener una renta de cuatro tantos de diferencia para la vuelta (sábado 19.00 horas, por Radio Televisión Canaria).

Lo hará el conjunto de Las Remudas sin bajas, salvo contratiempos de última hora, y con la moral por las nubes para lograr la que sería su tercera EHF European Cup en su historia.

Habrá algunas incógnitas de última hora de las jugadoras del filial que suelen alternar con el primer equipo, pues este fin de semana también se juegan en Gran Canaria la fase ascenso. Pero el grueso de la plantilla está en óptimas condiciones para la gran batalla en tierras andaluzas.

Nadie se quiere perder una cita de altura, pues en el Martín Carpena espera un ambiente de alto voltaje, donde más de 5.000 aficionados intentarán empujar al Málaga hacia la remontada.

Así pues, la expedición del Rocasa Gran canaria pondrá rumbo a Málaga el viernes, a partir de las 13.30 horas, en el Vueling VY3069. La llegada está prevista para las 16.45 hora local. A las 18.30 entrenarán en el Martín Carpena, para luego desplazarse hacia el Hotel THB San Fermín, en Benalmádena.

El sábado, día del partido, está prevista la visualización de los vídeos sobre el rival, que será a mediodía, justo antes del almuerzo, programado para las 14.00 horas. A las 18.00, el Rocasa se desplazará hacia el templo que acogerá la vuelta de la final de la EHF, donde quieren un triunfo que amplíe sus vitrinas, con el que sería el tercer trofeo de la competición europea.

Con todo, la motivación es máxima en un club que no quiere parar de ganar y crecer.El hambre del Rocasa nunca se sacia y el Costa del Sol Málaga será la presa.